Munar confiesa el cobro de parte del soborno por Can Domenge

La expresidenta del Parlament Maria Antònia Munar ha confesado este martes, en el arranque del juicio por el caso ‘Can Domenge‘, haber cobrado parte de un soborno de cuatro millones de euros que junto a otros dos exaltos cargos de Unió Mallorquina (UM) habría recibido de la promotora Sacresa a cambio de ser adjudicados a esta empresa los terrenos palmesanos.

Pero no solo ha confesado, sino que ha ingresado un total de 150.000 euros, motivo por el cual solicita a la Fiscalía Anticorrupción que se le aplique, además de la atenuante de confesión, la de reparación parcial del daño y que se tenga en cuenta la de dilaciones indebidas.

Una petición que no ha atendido la Fiscalía, que ha decidido mantener su petición de cuatro años de cárcel, lo que ha llevado a la defensa de la expresidenta del Parlament y del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar ha denunciado un trato “discriminatorio”.

Asimismo, el fiscal Juan Carrau reclama que se proceda al comiso de los 3,8 millones de euros que Munar, Nadal y Vicens habrían obtenido con su conducta delictiva -los otros 160.000 euros ya fueron devueltos por Vicens y 35.000 por Llinàs-.

En cualquier caso, las acusaciones también se dirigen contra el exvicepresidente insular Miquel Nadal -para quien la Fiscalía reclama un año y diez meses de cárcel y una multa de tres millones de euros-; el exconseller de Territorio Bartolomé Vicens -un año y medio de prisión y una multa de dos millones-; el supuesto intermediario que entregó la dádiva, Miquel Llinàs -pago de 8.100 euros en multas-, y el propietario de Sacresa, Román Sanahúja -63.750 euros en multas-.

IMAGEN: MANU MIELNIEZUK (DIARIO DE MALLORCA)

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.