PODEM insiste en que la estabilidad del pacto pasa por el ‘no’ del PSIB a Rajoy

La portavoz parlamentaria de Podem, Laura Camargo, ha supeditado la relación de su partido con el Govern de Armengol al voto de los dos diputados del PSIB, Pere Joan Pons y Sofía Hernanz, a quienes a vuelto a pedir que voten ‘no’ a una posible investidura de Rajoy.

Algo que parece ser no tendrán fácil los diputados tras las palabras del portavoz de la gestora, Mario Jiménez, quien ha asegurado que “si el comité opta por la abstención, todos acatarán, incluido Sánchez“. Una afirmación que demuestra que en ningún momento se ha planteado la libertad de voto.

Es más, Jiménez ha recordado que “cada diputado viene de ser elegido en nombre y representación de una lista, del PSOE y no se plantea ni se planteará que los diputados del PSOE no hagan otra cosa que apoyar la posición política que determinen los órganos del partido”.

El portavoz de la gestora, incluso, ha dinamitado cualquier esperanza de un gobierno alternativo, ya que, en su opinión, no se puede conformar una alternativa de gobierno con partidos políticos “que no respetan la ley, la Constitución y el estado de derechos”. “Sobre esa base no vamos a construir la alternativa”.

Así las cosas, y aunque Jiménez ha evitado pronunciar la palabra abstención, todo parece apuntar a que es lo que acabará sucediendo. De este modo, ahora solo queda ver si finalmente algún socialista se atreverá a romper con la disciplina de voto y quién será.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.