Creada la Reserva Marina del Freu de Sa Dragonera

El Consell de Govern ha aprobado este viernes el Decreto por el que se crea la Reserva Marina del Freu de Sa Dragonera, que cuenta con 921 hectáreas y regulará actividades como la pesca en la zona.

Así lo ha anunciado el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, donde ha señalado que el Decreto prohíbe en la zona los sistemas de pesca más agresivos (como la pesca submarina o de arrastre), mientras que otras modalidades de artes menores y pesca recreativa de superficie requerirán autorización.

Se trata de la octava reserva marina de Baleares, que se una e las 58.900 hectáreas ya declaradas en el archipiélago.

DIVERSIDAD DE HÁBITATS Y COMUNIDADES

El Decreto, que regulará actividades subacuáticas y de extracción de flora y fauna marinas y entrará en vigor una vez se haya publicado en el Boletín Oficial (BOIB), se basa en un estudio elaborado en 2004 por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a propuesta de la Conselleria, en el que se ponen de manifiesto los “valores ecológicos y pesqueros” de la zona, en la que “se puede encontrar una diversidad alta de hábitats y comunidades”.

Actualmente Baleares dispone de siete reservas marinas, que ocupan una superficie total de 58.900 hectáreas. Para el Govern, son un elemento básico para la gestión pesquera, ya que “limitan la explotación de los recursos marinos vivos para incrementar la repoblación de alevines y fomentar la proliferación de las especies marinas objeto de explotación o proteger los ecosistemas con características diferenciadas”.

Además, en los paisajes submarinos de sa Dragonera destacan las praderas de Posidonia oceanica, muy extendidas hacia el sur, que actúan como zonas de producción biológica y de alevinaje de especies de interés pesquero.

Por ello, el Govern considera que el área merezca un alto grado de protección. Asimismo, la zona incluye parte del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) de sa Dragonera y forma parte del entorno marino del Parque Natural.

Como ha recordado el Govern, en esta zona tienen lugar actividades que tienen una relación directa con los recursos pesqueros: lo explotan de manera tradicional las embarcaciones profesionales de artes menores de Andratx y las embarcaciones recreativas de Sant Elm y el puerto de Andratx, y también se lleva a cabo buceo recreativo.

Ante informes del Servicio de Recursos Marinos que indican que las poblaciones de pecesvulnerables a la pesca se encuentran “muy por debajo del nivel que potencialmente podrían presentar”, “es necesario regular las actuaciones para asegurar un mantenimiento compatible con la conservación de la riqueza biológica y de los recursos marinos vivos”.

Entre otras medidas, el Decreto prohíbe en la zona los sistemas de pesca más agresivos, como, por ejemplo, la pesca submarina, la de arrastre o la de rodeo, y tan sólo son autorizables las modalidades tradicionales de pesca profesional de artes menores y de pesca recreativa de superficie.

De las modalidades de pesca permitidas y de las actividades subacuáticas, más adelante la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca establecerá y delimitará las zonas y los usos (vedas, aparejos) permitidos, de acuerdo con los resultados de seguimiento y los acuerdos que tome la Comisión de Seguimiento de esta Reserva, creada por el artículo 8 del mismo Decreto.

El Govern busca cumplir así las peticiones de varios colectivos sociales e instituciones públicas, como el Ayuntamiento de Andratx y el Parlament, que han pedido la declaración de una reserva marina en la isla, y se actúa de acuerdo con la consideración de punto para la esperanza del mar Balear, declarado por el proyecto ‘Mission Blue’.

El objetivo de la iniciativa es generar el apoyo de la sociedad para la protección de estos lugares mediante la creación de una red mundial de áreas marinas protegidas que salvaguarden el 20% de los océanos para el año 2020.

FREUS D’EIVISSA Y FORMENTERA

El Decreto contiene, además, una disposición adicional para ampliar la protección máxima de la Reserva Marina dels Freus d’Eivissa y Formentera hasta la superficie inicial.

El 22 de mayo de 2015 se modificaron los límites de la zona de protección máxima de s’Espardell, reduciendo de manera relevante el área de la reserva integral, “sin que hubiera ninguna justificación técnica o científica”, según el conseller Vidal.

Por eso el Govern cree que “conviene ampliar de nuevo el área de protección máxima” hasta las dimensiones originales, para “no dejar desprotegidas las comunidades de peces que se han desarrollado a raíz de la protección que se decretó en 1999”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.