El STEI sale en defensa de los profesores del colegio de la niña agredida

Miguel Gelabert, del STEI, cree que es todavía muy pronto para culpabilizar a los profesores de lo ocurrido en el centro: “Por ahora se ha oído solo una parte, no se ha hablado con suficiente rigor”. Admite que el problema ha sido grave y que ha habido la hospitalización de una niña, pero piensa que lo importante es “saber cuáles son los hechos que han ocurrido exactamente”. Explica que “no se debe caer en prejuicios” y pide que se analice a fondo el caso para “saber si es bullying o un hecho puntual“. Pide que no se “criminalice gratuitamente a los profesores”. Gelabert comenta que cree que quizá puede “haber habido un despiste, pero la versión del centro escolar no la conocemos: Falta la versión del centro. Es cierto que si ha ocurrido en tiempo de patio, que es un periodo lectivo, esto es difícil de entender”.

Ante la pregunta de la falta de información motivada por la ausencia de declaraciones del colegio, Gelabert comenta que “tendrá que hacerlo porque debe aclararse todo. Desde luego el hecho es inadmisible y lo lamentamos. Queremos que esta niña se recupere lo más pronto posible y se haga un análisis con serenidad para ver si es un caso de acoso y cuántos han sido”, explica.

Por otra parte, que los medios de comunicación están provocando un grado muy alto de alarma “porque es un tema de conciencia social, ya que el acoso y el bullying es grave, pero tenemos que analizarlo todo caso por caso. No hemos de saberlo y darlo todo por hecho: Se debe probar. No contribuir provoca más alarma social”, expone.

Ha admitido que si todo se confirma punto por punto habrá una responsabilidad por parte de los profesores, que deben estar en el patio vigilando. “Si se resuelve de ese modo habrá una responsabilidad y una asunción de responsabilidad. Ahora se está viendo y debe haber una inspección. Debe haber calma y serenidad y escucharse a las dos partes”.

El centro Anselm Turmeda comparte patio con el centro del Proyecto socio-educativo Naüm, dirigido por las Hermanas de la Caridad de Son Roca, un proyecto nacido en 1998 para motivar a niños y jóvenes con dificultades sociales, económicas y familiares. Margalida Jordà, directora de Naüm, explica que “hay que evaluar el entorno familiar y social de los agresores para hacer un dictamen de la situación”.

De la misma forma, Jordà coincide con que los medios de comunicación le han dado una atención anormal a lo ocurrido en el colegio Anselm Turmeda e insiste en analizar la situación.

El STEI ha enviado también un comunicado mostrando su apoyo tanto a la alumna que ha sufrido la agresión como al claustro de profesores y a los trabajadores del CEIP Anselm Turmeda. El STEI explica que confía en la labor de la Conselleria de Educación a la hora de analizar el caso y las medidas que aplicarán para mejorar la convivencia en los centros escolares, especialmente en “los barrios y zonas con más conflictividad”.

COMPARTIR

2 Comentarios

  1. som Miquel Gelabert de STEI i jo no he dit que hi hagi 4 costelles rompudes. He dit q això ho havia dit un periodista d’una ràdio estatal i q el que tenia la nina era una fisura a 1 costella. Repetesc, Jo no he dit 4 costelles rompudes. Rigor, per favor.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.