La Guardia Civil expone el material robado por la “banda del taladro”

A lo largo de la mañana del lunes han pasado algunas de las víctimas de los robos por las dependencias de Son Bugadellas

A partir del lunes 17 de octubre, la Guardia Civil expone todos los objetos incautados en la operación “BOQUETA”, en la que se ha llevado a cabo la detención de la conocida “banda del taladro“, una de las más activas de la isla.

La exposición se mantendrá abierta hasta el miércoles 19 entre las 10:00 y las 14:00, en la que se muestran en las dependencias de la Guardia Civil de Son Bugadellas (en el polígono industrial de Santa Ponça) todos los efectos hallados tras la detención de tres de las personas de la banda. Los objetos se encontraron tras la inspección de zulos y tres registros domiciliarios. Según informa la Guardia Civil, se trata de un grupo criminal perfectamente organizado formado por ciudadanos procedentes de Albania. El modus operandi de la banda era la realización de robos en viviendas con moradores mediante el procedimiento del taladro. Los ladrones tenían un amplia experiencia en este tipo de delitos y portaban cartas de identidad italianas falsificadas, hecho que complicó mucho la investigación.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Calviá imputa hasta el momento la comisión de 107 robos en 2016 a la banda en Calviá, El Toro, Andratx, Nova Santa Ponça, Llucmajor y Son Vida.

La banda gozaba de muchos lujos, residía en viviendas alquiladas del Paseo Marítimo de Palma, estaba habituada a residir en hoteles y utilizaba vehículos de alquiler de alta gama.

El modus operandi habitual de la banda era realizar un agujero con una herramienta manual tipo taladro, a través del cual introducían una varilla para proceder a la apertura de la ventana, la mayoría de las ocasiones con los propietarios durmiendo en su interior. Una vez cometido el robo, introducían las herramientas, la ropa y lo sustraído en bolsas de basura que enterraban en lugares cercanos al robo. Pasados unos días regresaban al lugar a recogerlo todo para que en caso de ser identificados al abandonar el lugar del delito no se les pudiera relacionar con el robo.

La banda venía actuando desde hace varios años y se tiene constancia de su actividad mediante imágenes de vídeo de cámaras de seguridad en los que se les puede ver cometiendo robos en domicilios de la urbanización de Son Vida en el año 2014 y en Santa Ponça en el año 2015.

De los tres detenidos, dos hombres y una mujer, han ingresado en prisión los dos primeros. La investigación sigue abierta, por lo que no se descartan más detenciones del resto de la banda, tres personas más que ya están identificadas. Sin embargo, se sabe que algunas han abandonado Mallorca.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.