El estrés infantil se contagia en las aulas

Según el último estudio publicado por la prestigiosa revista Journal of Social Science and Medicine de la Universidad British Columbia de Canadá, el estrés dentro de las aulas infantiles es tan contagioso como puede ser la varicela o un simple resfriado común.

Sobre todo, si el estrés es trasmitido por los profesores a sus pequeños estudiantes. En este sentido, los docentes que sufren este tipo de ansiedad presentan unos niveles de cortisol mucho más altos de lo común, y los propagan por el ambiente como si fuera una gripe a sus alumnos.

El problema reside en que los niños con unos niveles altos de cortisol tienen más riesgos de sufrir fracaso escolar, dificultades emocionales como son los problemas de conducta, o hasta posibles desórdenes mentales. Por esta razón, los educadores deberían estar concienzudamente formados en estos ámbitos como son la gestión de las emociones y los problemas sociales en el aula.

La lucha contra el fracaso escolar

Desde hace años se plantea un serio debate sobre cuáles son las medidas necesarias para evitar el abandono temprano de los estudios en nuestro país. ¿Más profesorado, más inversión económica, o simplemente fomentar valores tan importantes como son el autoestima o la motivación?

Por otra parte, el Govern ha presentado recientemente un plan llamado “Hacia el éxito educativo”, cuya finalidad radica en reducir el fracaso escolar y mejorar los resultados educativos. Este documento comprende 11 líneas de actuación con 106 medidas concretas en las que se busca la máxima implicación y compromiso por parte de toda la comunidad educativa Balear, y de la sociedad en general.

Educar hoy en día es una de las tareas más complicadas que existen. Igualmente, los padres intentamos formar a nuestros hijos en muchos campos diferentes como pueden ser los deportes, las matemáticas, la música, los idiomas, la informática, aunque a la vez deseamos que disfruten de su infancia jugando.

No obstante, siempre podemos incentivarles a desarrollar la imaginación realizando un proyecto familiar creativo en nuestro tiempo de ocio. Por ejemplo, escribir un cuento conjunto nos ayudará a enseñarle valores y lecciones importantes sobre la vida.

Por otra parte, si nuestro hijo es más mayor, una buena idea sería redactar un blog sobre un tema que le apasione. De esta forma, compartiremos una afición y lo más importante, daremos sus primeros pasos con ellos en la Red.

Es muy importante explicarles los riesgos de Internet, y los problemas que pueden llegar a ocurrir si no se tiene el cuidado necesario. Otros aspectos importantes son saber cómo protegerlos del ciberacoso, y demostrarle la importancia de la privacidad en las redes sociales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.