El PSIB pide a la Gestora para que dé libertad de voto a sus diputados

Reclama “generosidad” al PSOE

El portavoz del PSIB, Francesc Miralles, ha reclamado este lunes a la Gestora del PSOE que dé libertad de voto a los diputados socialistas en la votación de investidura del ‘popular’ Mariano Rajoy al entender que el partido “debe tener la flexibilidad y generosidad de acomodar las diferentes sensibilidades del partido”.

En rueda de prensa, Miralles ha pedido una reunión a la Gestora para que haya un “diálogo abierto” y ha esperado que la formación “actúe con coherencia”. “Esperamos que nos hagan caso para no llegar a situaciones que serán más gravosas para los intereses del partido”, ha declarado.

En el caso de tener una respuesta negativa, “apelaremos a la conciencia de los diputados que participarán en la votación”. “Veremos de qué manera madura pero no sé si será la de ceder la capacidad de los diputados o de hacerlo a través de una Ejecutiva”, ha añadido.

En este sentido, ha explicado que “es posible que la globalidad del grupo no vote lo mismo porque el propio reglamento lo permite” atendiendo a razones de conciencia”. Así, ha señalado que la mayoría de diputados pueden entender que apoyar al PP para que gobierne “puede afectar a la propia conciencia” de los parlamentarios que tengan que ejercer ese voto. Además, ha declarado que esta libertad de voto es necesaria “para no ahondar en la brecha del PSOE” y que, así, se puedan manifestar “estas dos versiones sobre la opción a decidir sobre la investidura”.

Miralles ha pedido “altura de miras” a la Gestora del partido para que “miren a largo plazo para aglutinar las diferentes sensibilidades”. Según ha opinado, si la dirección del partido no tiene la capacidad de aglutinar las diferentes sensibilidades, el PSIB tendrá que decidir entre hacer caso a sus militantes o “acatar esta decisión”.

POSIBLE RUPTURA DE LA DISCIPLINA DE VOTO

Así, sobre esta posible ruptura de la disciplina de voto, Miralles ha asegurado que todavía no lo han decidido “porque tenemos la esperanza de que en la dirección del partido sepan y vean la necesidad de cerrar filas y coser”. “Entendemos que, si el PSOE quiere seguir siendo una opción de mayorías a nivel estatal, debe saber encontrar encaje a las diferentes sensibilidades, debe ser un partido abierto”, ha subrayado.

Miralles ha atendido a los medios tras la reunión de la Ejecutiva permanente de los socialistas de Baleares, que han analizado el desarrollo del Comité Federal de este domingo, en la que se acordó la decisión de la abstención “que supone que hoy es un día triste para todos los socialistas”.

El portavoz ha considerado que la abstención representa un “error histórico y de consecuencias muy difíciles” puesto que, ha dicho, “traiciona la palabra dada a los ciudadanos cuando les dijimos que con su voto no permitiríamos que Rajoy continuase gobernando”.

“Actuamos en contra de más de 137 años de historia de un partido que no nació para permitir un Gobierno del PP sino para ser alternativa”, ha declarado antes de criticar que no se haya “dado voz a la militancia”, cuya mayoría, ha señalado, está “en contra de la decisión de ayer”.

“NO PODEMOS REGALAR LOS VOTOS AL PP”

“Pedimos a la Gestora y al Grupo Parlamentario que administre con inteligencia y responsabilidad el resultado, no podemos regalar los votos del grupo al PP si queremos que el PSIB pueda hacer oposición”, ha señalado antes de subrayar que intentarán “convencer” a la dirección federal para que “gestione de la mejor manera posible” para que no se “regalen” los votos de los socialistas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.