Illes amb Claror: “El argumento del ahorro energético no tiene razón de ser”

Una iniciativa ciudadana consigue el apoyo completo del Parlament Balear. Todos se oponen al cambio de hora del sábado, en el que Baleares, como en el resto del Estado, se atrasará una hora para entrar en el horario de invierno. Todo parecía ir rodado, pero lo cierto es que finalmente no ha sido así. El Gobierno central, desde el Ministerio de Industria, explicó que era imposible realizar dicho cambio porque dependía de una directiva europea, a pesar de haber sido apoyada por unanimidad por parte de un parlamento autonómico.

Este diario se ha puesto contacto con Illes amb Claror, la plataforma ciudadana que llevó a cabo la iniciativa al Parlament y que consiguió no solo convertirla en tema de debate en la sociedad, sino que todos los grupos políticos la apoyaran. Miquel Pou, portavoz de Illes amb Claror, explica que el origen de la propuesta surge de ciudadanos cansados de los “perjuicios económicos y sobre la salud que llegan con el cambio de hora” y la falta de horas de luz, “que se notan de manera inmediata, desde problemas de cambios de ánimo desde el primer día” y que las calles, restaurantes y hoteles comienzan a vaciarse: “La gente sale menos y se reduce la vida en la calle, por lo que se queda más en casa. Esto perjudica mucho a la hostelería y al pequeño comercio”.

Por otra parte, ante la pregunta de por qué el debate no había surgido antes siendo un tema tan importante, Pou explica que lo cierto es que no se sabe muy bien: “Eso es una buena pregunta, pero lo cierto es que no lo sabemos. Los partidos políticos, los hoteleros y el conjunto de los ciudadanos lo sabían, pero nadie se movilizaba, a pesar de que es un tema que salta a la vista”. Por esa razón, nació Illes amb Claror, según explica.

Ante “el argumento del ahorro energético”, el portavoz de Illes amb Claror afirma que “no tiene razón de ser” en la actualidad. Comenta que quizá antes tenía sentido, “cuando el país era más industrial y había más fábricas”, hecho que a nivel estatal “seguro que sí se notó”. Sin embargo, defiende que “ahora el consumo y la sociedad ha cambiado, por lo que es una idea muy poco relativa”. Además, ha recordado que “Baleares es la Comunidad Autónoma que paga la factura de la electricidad más cara” y piensa que la reducción de horas de luz deriva en un gasto energético mayor.

¿Sería poco práctico que en España hubiera tres husos horarios? Pou afirma que solo sería “al principio” y que los ciudadanos enseguida se acostumbrarían, recordando que hay una hora de diferencia con las Islas Canarias. Al preguntarle si hay quizá razones políticas en la negación por parte del Gobierno central para oponerse al cambio, ha afirmado que “el tema es más internacional y mundial” y que las competencias “no proceden de Madrid”. Sin embargo, ha criticado que “Madrid podría hacer más presión“, pero que por alguna razón “no hay muchas ganas”.

Illes amb Claror tenía conocimiento de que el huso horario dependía de Europa, pero explican que las movilizaciones “han surgido porque sabíamos que era un pequeño paso” y que lo importante ha sido “saber que la gente de la Comunidad Autónoma está de acuerdo”. Pou afirma que seguirán trabajando para cambiar la hora en Baleares y ha destacado que al menos “es ya una iniciativa aprobada por un Parlament”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.