Pedro Sánchez y sus allegados no aplauden a Antonio Hernando durante su discurso

El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez y los críticos con la decisión del Comité Federal del partido de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy han evitado este jueves aplaudir en diversas ocasiones el discurso del portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando y solo lo han hecho algunos al final, pero tímidamente.

Cuando ha arrancado Hernando desde la tribuna, Pablo Iglesias y sus más próximos de Podemos se reían en el hemiciclo, mientras que Pedro Sánchez se mostraba esquivo, con la mirada alternando entre el lucernario del techo y en el móvil.

Durante su alocución, el portavoz socialista ha sido respaldado por sus compañeros con aplausos en diferentes momentos, salvo por Sánchez y algunas de sus más cercanas colaboradoras, entre ellas la diputada aragonesa Susana Sumelzo, la ‘número dos’ por Madrid y uno de sus ‘fichajes’, Margarita Robles, o la diputada gallega Rocío Frutos, quienes ya han avanzado su ‘no’ a Rajoy.

Pero también ha habido otros parlamentarios socialistas cuyo voto del sábado está en duda que tampoco han apoyado explícitamente las palabras de Hernando, entre ellos, dos miembros de la dirección del grupo parlamentario, la balear Sofía Hernanz y el diputado valenciano José Luis Ábalos.

Por su parte, el que fuera secretario de Organización del PSOE César Luena solo ha respaldado al portavoz socialista cuando este ha afeado al presidente Rajoy la corrupción, y la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela, también crítica con la abstención, se ha mostrado también tímida con sus muestras de apoyo a Hernando.

 

SÁNCHEZ, CENTRADO EN SU MÓVIL

Durante la media hora del discurso, Sánchez ha evitado mirarle y, de hecho, ha estado concentrado en su móvil buena parte del mismo. Ni siquiera se ha arrancado a aplaudir al portavoz socialista cuando este ha enfatizado que, pese a la anunciada abstención a Rajoy, seguían siendo socialistas, un afirmación que ha gustado a sus compañeros de bancada.

La intervención de Hernando ha concluido con la mayor parte de los diputados del PSOE aplaudiéndole puestos en pie. Entre ellos en esta ocasión sí estaba Pedro Sánchez, pero solo unos segundos porque ha sido de los primeros en sentarse.

Otros de sus compañeros más ‘fieles’, como Robles, Sumelzo, Ábalos o Hernanz, ni han aplaudido al portavoz ni se han puesto en pie. Por su lado, Batet sí le ha aplaudido, pero sentada, y el diputado vasco y exalcalde de San Sebastián Odón Elorza no lo ha hecho pero sí se ha puesto en pie.

 

A SU LLEGADA, GUARDA SILENCIO

El que fuera líder del PSOE hasta el pasado 1 de octubre ha llegado al Congreso sin querer hacer declaraciones a los periodistas, pese a la expectación que su presencia sigue levantando después de que no haya revelado aún cuál será el sentido de su voto el próximo sábado.

Al entrar en el hemiciclo, Sánchez ha estado hablando con la diputada extremeña Pilar Lucio, una de sus afines, y se ha saludado Elorza, otro de los que ha anunciado que se saltará la disciplina del grupo parlamentario votando ‘no’ a Rajoy.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.