Muro acogerá el próximo fin de semana su tradicional Fira de la Tardor

Entre el 11 y el 13 de noviembre la feria acogerá una ‘Ruta de Tapes’, el undécimo tast de vi y la VI muestra de cocina con calabaza

Muro acogerá el próximo fin de semana su tradicional Fira de Tardor y la IX Fira de la Carabassa “con un extenso programa de actividades ideadas para toda la familia”, según comenta el concejal de Fiestas, José Juan Aguiló, quien añade que “esta feria es emblemática para todos los mureros y mureras, forma parte de nuestras raíces y de nuestra historia como pueblo. Es nuestra fira”.

El fin de semana de fira comenzará el viernes cuando se celebrará la ‘Ruta de Tapes‘ con la degustación de las últimas propuestas de tapas y pinchos en diferentes bares y restaurantes del municipio.

“Para facilitar el desplazamiento de los participantes de la ruta y poder dejar el coche aparcado, se ha habilitado un mini tren que hará un recorrido por los diferentes locales adheridos”, ha explicado el concejal.

Asimismo, será el sábado cuando se celebrará la IX Fira de la Carabassa. Una fira que “ofrece muchas posibilidades para pasar un sábado bien entretenido”, ha dicho J.J. Aguiló.

En este sentido, ha señalado que los visitantes podrán disfrutar de un gran número de puestos y stands donde encontrarán una gran variedad de artículos; productos de artesanía local, gastronomía, bisutería, decoración para el hogar, etcétera.

Igualmente, el mismo sábado se celebrará el undécimo tast de vi, en el Claustro del Convento con un gran número de bodegas y cellers participantes. Una velada que estará amenizada con la música del trío murero ‘Allegro Música’.

Por último, el sábado y el domingo se celebrará la novena edición de la mostra de cuina de carabassa, una actividad que este año cambia de ubicación, ya que del claustro pasa a cada uno de los restaurantes participantes.

Así, los amantes de la gastronomía y cocina elaborada podrán disfrutar de todo tipo de platos, dulces y salados, a partir de la calabaza como ingrediente principal.

Con todo, “esperamos la visita de más de 5.000 personas en el transcurso del fin de semana. Es nuestra manera de recordar los orígenes del pueblo, cuando se dedicaba al campo y al cultivo. Así las generaciones más jóvenes pueden comprender la forma de vivir de sus antepasados”, ha concluido el concejal.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.