Son Servera venera a Sant Antoni con devoción y tradición

fiestas de Sant Antoni en Son Servera

Las fiestas de Sant Antoni se viven, sin serlo, con el arraigo popular propio de las fiestas patronales de Sant Joan que se celebran en junio.

Así lo comenta el regidor de Fiestas del Ayuntamiento de Son Servera, Francesc Riera, quién aprovecha la ocasión para invitar “a todos los mallorquines a participar de unas fiestas intensas, arraigadas y que se celebran como un guiño al pasado rural del municipio”.

Todos los núcleos de población del municipio; Son Servera, Cala Millor y Cala Bona honran con actividades propias a San Antonio Abad, el patrón de los animales y de la pagesia‘.

Mañana jueves arranca un programa de actividades ideadas para hacer las delicias de toda la familia con un taller de maquillaje de demonios y de chapas para jóvenes y la presentación del libro ‘Dimonis de Mallorca’ el viernes, para dar paso el sábado a la tradicional y multitudinaria ‘Troncada’, en la que el pueblo entero sale al campo para recoger la leña necesaria con la que encender los foguerones.

Según comenta Riera, el ‘firó’ con sus casetas de artículos de decoración y artesanía ofrecerá muchas versiones del ‘dimoni’ y sus secuaces. La misa “engalanada de murta” en la capilla de San Antonio, el ‘primer ball del dimoni‘, torrada popular y el ‘Correfoc’ con los demonios de Sa Factoria, “conformarán la oferta santantoniera para el sábado 14 de enero, desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la madrugada. Lo importante es que la fiesta y el sentimiento de hermandad que vivimos estos días en el pueblo no decaiga en ningún momento”.

El programa continuará con actos tradicionales y muy esperados por el público como; el ensayo de ‘completes’, la visita del ‘dimoni’ a los centros escolares, la salida del carro de Sant Antoni, el encendido de los foguerones. “Muchas actividades que van acompañadas del fervor popular y la devoción que siente al pueblo al santo que si bien no es el patrón del municipio, (es Sant Joan), es venerado como tal”, afirma el regidor de Fiestas.

Otro de los puntos álgidos de las fiestas se produce con la tradicional “bajada del cuervo”, una actividad propia del municipio seguida por centenares de participantes justo antes de la celebración de las ‘beneïdes‘, una cabalgata de carrozas, comparsas y miles de serverins que acompañan a sus animales más queridos para recibir las aguas purificadoras de Sant Antoni.

“El desfile de las beneïdes se ha transformado con el paso de los años en una manifestación popular de la actualidad que se vive en el municipio. Así, los participantes, ya sea en carrozas, en comparsas, en grupo o en solitario, aprovechan en muchas ocasiones para poner el punto cómico a situaciones políticas, económicas o sociales que se viven en el municipio”, explica Francesc Riera.

La jornada festiva de Sant Antoni finaliza con el ‘darrer ball del dimoni’ que finalmente regresa al averno tras ser derrotado por Sant Antoni.

Programa de fiestas en el siguiente enlace: https://goo.gl/Ly2vlu

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.