Polémica por la prohibición unilateral de Cort a las bolsas de plástico

AFEDECO y la oposición en el Ayuntamiento de Palma son de la misma opinión: Cort no puede prohibir el año que viene la utilización de bolsas de plástico de un sólo uso de manera unilateral. Y es que consideran que la medida puede perjudicar en gran medida  al comercio y a los consumidores, si se impone sin el acuerdo de los afectados.

Todos se muestran claramente a favor de proteger y fomentar el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, opinan que esta medida es discriminatoria porque no se ha contado con ellos.

Desde AFEDECO, su gerente Toni Vilella ha asegurado a Mallorca Confidencial que “si la directiva europea prevé reducir en 2025 en un 80% las bolsas de plástico gratuitas , no entendemos porque en Palma quieren prohibirlas del todo en tan sólo 1 año”.

Recuerda que en Cataluña se  finalizará con la distribución gratuita de estas bolsas en 2.020. “¿Por qué aquí sólo se dan 12 meses para algo mucho más restrictivo que todo eso?”, se pregunta.

Se quejan especialmente de que el ayuntamiento no les ha tenido en cuenta. Ni siquiera les ha comunicado si ha aceptado o no sus alegaciones. “No es de recibo que sólo tengamos información de la ordenanza por prensa“. Recuerda que desde AFEDECO consiguieron que las bolsas de plástico fueran de cobro con el apoyo de sus asociados en un 90%.

“Tampoco es lógico que, si queremos proteger el medio ambiente, esto se aplique sólo en Palma. Está claro que debería ser una normativa para toda Mallorca, o toda Baleares, elaborada por el Consell o el Govern”

Vilella está decidido a reunirse con Cort para que les expliquen todo el tema. “Además necesitamos saber cómo se aplicaría esta normativa, para poder ejecutarla, y de momento seguimos sin saber nada”. Asegura que “colaboraremos, pero esperamos que nos tengan en cuenta y que nos lo expliquen”.

Por su parte el regidor popular en el Ayuntamiento de Palma, Javier Bonet, critica que “empieza a ser práctica habitual en el gobierno municipal que se tomen decisiones sin consenso, sin aviso previo y sin tener en cuenta a las partes afectadas”. Asegura que el comercio está ya negativamente afectado por la medida. Y es que el problema está en que los comerciantes compran grandes cantidades de bolsas (entre 3 mil y 5 mil) que les duran varios años. “Para ellos supone un gasto importante. Ante este anuncio, muchos no saben cómo actuar. Si hacen ya el pedido van a perder dinero, y Cort sigue sin informarles”.

En PIMEM, su vicepresidente y presidente de PIMEM Comerç, Toni Sampol,  ha comentado a Mallorca Confidencial que el gran grueso de las bolsas de plástico que usa el pequeño comercio estarán afectadas por la medida. Sin embargo, “la consideramos positiva en cuanto a protección del medio ambiente“.

Para que a los comercios no les suponga un trauma la eliminación de estas bolsas, existen dos soluciones principales según Sampol. “Se pueden añadir unos aditivos en la fabricación de las bolsas de plástico que las transforman en autodegradables, o se pueden dejar de usar y cambiarlas por las de papel o de tela”.

Es aquí donde pide al ayuntamiento que colabore, para que la implantación de la medida sea lo menos costosa para el comerciante “Necesitamos la ayuda económica de Cort para ejecutar la normativa. Confiamos en que intervenga en los costes de elaboración de las bolsas de un tipo u otro para que no repercutan en el pequeño comercio de Palma. El esfuerzo por ambas partes, de verdad vale la pena”.

Está convencido de que las intenciones del ayuntamiento van en esta línea, aunque aún están a la espera de que se publique la ordenanza incluyendo esta demanda.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.