Sant Antoni vence al ‘dimoni’ en los pueblos de Mallorca

 

Pueblos con gran tradición ‘santantoniera’ celebraron sus ‘revetlles’ de Sant Antoni ante un público entregado y ávido de fiesta. No faltaron los bailes, los foguerones, la sobrasada y el botifarrón, el vino y, lo más importante; la eterna lucha entre el bien y el mal protagonizada por los ‘dimonis‘ y Sant Antoni que finalmente y como manda la tradición ganó la batalla y devolvió a los demonios al inframundo.

Así, Manacor vivió una de sus grandes fiestas desde el mediodía cuando el ‘dimoni’ asoma por la puerta de cas baciner desatando el fervor popular de miles de miles de personas congregadas allí. Empieza la música y el baile en una “marabunta” que se dirige al Ayuntamiento. Los ‘dimonis’ son recibidos por el alcalde que hace entrega de la vara mayor al ‘dimoni gros’, dejando claro, con este acto simbólico, que es el mayor d elos demonios quién gobierna el pueblo durante las fiestas.

Otro punto ágido de la fiesta es el recorrido en procesión de dimonis, Sant Antoni, autoridades y todo el pueblo hacia la iglesia donde se cantan las ‘Completes’ para, posteriormente, proceder al encendido de los foguerones.

Son Servera vivió la fiesta de forma similar. Canto de ‘Completes’ y encendido de foguerons a cargo de la alcaldesa Natàlia Troya y el ‘dimoni’. Uno de los momentos más representativos de la fiesta se produce cuando el ‘dimoni’ sale a la plaza para incordiar a un Sant Antoni arropado por miles de serverins entregados a la fiesta.

En Muro, el baile de los ‘dimonis’ con Sant Antoni es uno de los momentos más bonito de la fiesta, así como la actuación de los xeremiers ante la imagen del santo en la iglesia. Música, folclore, fiesta, torradas, todos los elementos santantoniers estuvieron presentes en la víspera del santo. Lo más espectacular, el correfoc de los ‘dimonis’ que finalmente “incendian” la iglesia.

Hoy, festividad de San Antonio Abad, se celebran las tradicionales Beneïdes de Sant Antoni en los pueblos que veneran al santo patrón de los animales y la vida rural, aunque el tiempo tiene la última palabra puesto que la previsión meteorológica que augura un temporal de frío y nieve en Mallorca podría dar al traste con una de las tradiciones más esperada de estas fiestas.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.