Siete velas por el Día Oficial del Holocausto

El presidente del Parlament en funciones, Vicenç Thomàs, encendiendo las siete velas
El presidente del Parlament en funciones, Vicenç Thomàs, encendiendo las siete velas

El Parlament ha albergado este viernes el acto de Conmemoración del Día Oficial del Holocausto, en el cual han participado miembros de la Comunidad Judía en Baleares y que ha contado con la presencia de representantes del Govern, del Gobierno, de asociaciones y de diputados de todos los grupos parlamentarios.

Durante el acto, se ha procedido a la encendida simbólica de siete velas en recuerdo de las víctimas del holocausto nazi, seis por cada millón de judíos asesinados y una por las otras etnias y grupos sociales también asesinados a Shoà.

Esta conmemoración, que se organiza anualmente, hace referencia a la fecha de 27 de enero de 1945, día en que el ejército soviético liberó el campo de exterminio de Auschwitz, en Polonia, y que la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 2005 estableció para la conmemoración anual de las víctimas del Holocausto.

El vicepresidente primero, en funciones de presidente del Parlament, Vicenç Thomàs, ha pronunciado un discurso en el que ha recordado a todas las víctimas directas.

Además, Thomàs ha recordado “que la barbarie nazi tocó directamente a Baleares, puesto que la sufrieron ciudadanos de diferentes pueblos de la comunidad autónoma que cuando huyeron de la dictadura franquista fueron deportados a diferentes campos de concentración”.

Para el presidente en funciones todas las víctimas “son hoy un crudo testimonio de unas personas que sufrieron mucho, y que lucharon por la defensa de las libertades y por una Europa democrática” y ha asegurado que no se pueden permitir “la frivolidad ni de ignorar ni de olvidar”.

“Tenemos que recordar, para no olvidar y para que no vuelva a pasar nunca más. Para no caer en la degradación de la condición humana, para prevenir la barbarie y evitar la xenofobia. Porque nadie puede ser tratado como inferior, ni ningún pueblo ni ningún ser humano”, ha sentenciado.

El presidente de la Comunidad Judía de Baleares, Abraham Barchilón, ha dicho que “todos los crímenes son condenables, pero cuando un crimen se comete por la razón del ser de una persona, y no del hacer de una persona, este todavía es más condenable”.

Con las siete velas encendidas, César Ribba, ha cantado ‘El Male Rajamin’ en memoria de todas las víctimas y finalmente se ha realizado un minuto de silencio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.