El Mallorca se abona al empate (0-0)

La botella medio llena o medio vacía. El Real Mallorca se mantiene invicto en 2017 tras sumar el tercer empate consecutivo, esta vez frente al Cádiz (0-0), pero sólo ha conseguido sumar un triunfo en las seis últimas jornadas, desde que Javier Olaizola se hizo cargo del equipo. Así, los bermellones seguirán peleando una semanas más por no caer en la zona más baja de la tabla, aún mereciendo, como ha ocurrido esta tarde, un mayor botín del que se han llevado.

La primera mitad no ha dado mucho de sí, aunque el Mallorca ha sido el que ha disfrutado de las mejores ocasiones para ponerse por delante. Lo peor que ha dejado ese primer acto ha sido el parte de lesionados: Juan Rodríguez ha tenido que retirarse del terreno de juego en camilla, y Álex Vallejo no ha podido volver de los vestuarios y ha tenido que ser sustituido.

En la reanudación, los isleños seguirían llevando el peso del partido, aunque también el Cádiz disfrutó de ocasiones claras, en contraataques puntuales y en un saque de esquina -ya a cinco minutos del final- que se estrellaría contra el palo izquierdo de la portería defendida por un inspiradísimo Cabrero.

La ovación de la tarde no fue para un mallorquinista, sino para el pichichi Dani Güiza, que saltó al césped a falta de cinco minutos para el final del partido y recibió el homenaje de una grada que no olvida su paso por la isla, cuando el Mallorca se codeaba con los grandes de la Primera división.

Al final, y pese a los esfuerzos del equipo, no hubo recompensa, y el Real Mallorca se lleva un solo punto que le mantiene en la zona baja de la clasificación. El próximo domingo, otro duelo complicado para mantener la imbatibilidad de 2017: será a partir de las 12 del mediodía en el Carlos Tartiere contra el Real Oviedo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.