Este sábado, Día Mundial Contra el Cáncer

niño con cancer
El cáncer infantil es el que más probabilidades tiene de curación

La palabra cáncer es un término muy amplio que abarca más de 200 tipos de enfermedades. Pero gracias a los avances médicos y científicos ha conseguido que la mortalidad se reduzca al 30 por ciento, y la proporción de éxito es mayor en niños.

Entre 2009 y 2012 se diagnosticaron en Baleares 14.397 casos de cáncer invasivo, de los que 5.857 correspondieron a mujeres y 8.540 a hombres, según los datos facilitados por el Registro de Cáncer de la Dirección General de Salud Pública.

La responsable de la Coordinación de Cáncer de la Dirección General de Salud Pública y Participación, Carmen Sánchez Contador, ha manifestado que el objetivo de la Conselleria de Salud es “reducir el número de personas afectadas por esta enfermedad, impulsando acciones relacionadas con la prevención y la detección precoz”.

Según ha concretado Sánchez Contador, de los datos recogidos por el Registro de Cáncer, el más favorable es que se ha estabilizado la tasa de incidencia de cáncer de mama en mujeres (61,9 casos por 100.000 habitantes), aunque sigue siendo el cáncer más frecuente.

Después le siguen el de colon (17,4), pulmón (13,2), cuello uterino (10,6) y recto (8,3). En los hombres, descienden los casos relacionados con el consumo del tabaco, especialmente el de pulmón.

Los cánceres más frecuentes en varones son los de próstata (80,9), pulmón (50,1), colon (24,6), vejiga urinaria (21,9) y recto (16,1).

 Factores de riesgo

Con todo, se incide en que el aumento de factores de riesgo como el consumo de tabaco y la obesidad repercuten en el incremento de la incidencia. El tabaco provoca entre el 80% y el 90% de las muertes por cáncer de pulmón y, aproximadamente, el 30% de las producidas por tumores de cavidad oral, laringe, esófago, páncreas, estómago, vejiga y riñón.

La obesidad es responsable del aumento de cánceres como el colorrectal y los de esófago, riñón, mama y endometrio. La radiación ultravioleta está relacionada con el incremento del cáncer de piel, y el consumo de alcohol eleva el riesgo de tumores en el estómago y el hígado.

Según la responsable de la Coordinación de Cáncer, “hasta no hace mucho, la atención al cáncer se ha centrado, sobre todo, en intervenciones altamente tecnológicas enfocadas a la enfermedad, con vistas a mejorar la supervivencia. En la actualidad, se pone un énfasis cada vez mayor en el abordaje preventivo, el diagnóstico precoz, el cuidado del largo superviviente y la atención al final de la vida”.

 Para reducir la mortalidad por cáncer de mama, la Conselleria de Salud desarrolla, desde el año 1998, el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama. También en 2015 se puso en marcha el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto con el objetivo de disminuir la incidencia y la mortalidad por cáncer colorrectal.

 Código europeo contra el cáncer

La Conselleria de Salud está adherida a la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud enmarcada en el Código Europeo contra el Cáncer en el que se fomentan 12 medidas que cada persona puede tomar, para contribuir a prevenir el cáncer.

Estas son no fumar, establecer espacios sin humo, mantener un peso saludable, hacer ejercicio, evitar el sedentarismo, alimentación saludable, limitar el consumo de alcohol, evitar la sobreexposición solar y rayos UVA, protegerse de sustancias cancerígenas y de radón, participar en programas de cribado de cáncer y vacunar a todos los niños de hepatitis B y en el caso de las niñas también del virus papiloma humano.

30 millones de casos en el mundo se diagnostican cada año, y el más abundante es el melanoma (unos 3.000 casos al año en España), muy resistente a la quimioterapia. Pero los últimos estudios dan también grandes números positivos en tratamientos que funcionan y en esperanza de vida.

Aún así, cada uno de estos tipos de enfermedades puede tener características completamente diferentes al resto de los cánceres, pudiendo considerarse enfermedades independientes, con sus causas, su evolución y su tratamiento específicos.

“Sin embargo, todas ellas tienen un denominador común: las células cancerosas adquieren la capacidad de multiplicarse y diseminarse por todo el organismo sin control.

Cada día pueden surgir nuevos retos y situaciones, pero tu vida sigue”, según la Asociación Española contra el Cáncer a través de su Junta en Baleares.

Los médicos de familia proponen el autocuidado

LaFrancisco Camarelles propone activar al paciente en el autocuidado de su salud “desde dentro y desde fuera de la consulta” para mantener unos hábitos de vida saludables y reducir su riesgo de cáncer, ya que hasta el 40 por ciento de los casos podrían evitarse.

Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, que se celebra este sábado 4 de febrero, esta sociedad científica ha destacado que la evidencia científica respalda la importancia de los hábitos de vida saludables para evitar esta enfermedad y, en caso de sufrirla, reducir el riesgo de mortalidad. De hecho, puede evitar una de cada dos muertes.

Esto da cada vez más importancia al rol que el médico de familia tiene a través de la Atención Primaria como ‘pieza clave’ para reducir los casos de cáncer, según ha destacado Francisco Camarelles, del Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de PAPPS de la semFYC.

Entre sus recomendaciones, abogan por llevar una alimentación sana y equilibrada; mantener un peso saludable mediante la combinación entre alimentación y actividad física; no fumar ningún tipo de tabaco, ni exponerse su humo; evitar el consumo de bebidas alcohólicas; tomar el sol con precaución; y realizar la actividad física adecuada.

“La capacidad de intervenir para prevenir el cáncer que tiene el médico de familia como especialista en atención en continuidad es enorme“, según Camarelles, que destaca tanto su cobertura poblacional como su proximidad al ciudadano y la capacidad de “estar al lado del paciente antes de enfermar“.

Para este autocuidado, también es clave conocer las señales de alerta del cáncer ante los que la ciudadanía debe consultar con su médico de familia.

Entre ellas destacan la aparición de alteraciones intestinales (diarrea, sangrado, aumento frecuencia, mucosidad), cambios en hábitos urinarios (dificultad, dolor, menos fuerza y más frecuencia), heridas que no se curan (en la piel, en las mucosas, en la boca o en genitales) y pérdida de sangre (de carácter oral, anal o genital, y si se da con la tos).

Asimismo, recomiendan acudir al médico en caso de tos o ronquera durante más de dos semanas, pérdida de peso no justificada y acompañada de dolor, tos o sangrado, cambios en manchas o lunares (si se hace irregular, crece, cambia de color, duele o pica) o la aparición de nódulos en pechos, zonas ganglionares (axilas/ingles) o cutáneo.

“Es importante que profesionales sanitarios y pacientes empecemos a hablar sobre cómo prevenir el cáncer”, ha destacado esta sociedad científica.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.