El ‘monstruo’ de Bayona y ‘Tarde para la ira’, las grandes triunfadoras de los Goya

Anoche, el cine español volvió a vestirse de gala para celebrar la 31ª edición de los premios Goya. Unos premios que este año han encumbrado, todavía más si cabe, a ‘Un monstruo viene a verme’, de Juan Antonio Bayona.

Y es que, el film se ha llevado a casa nueve cabezudos, de los 12 a los que aspiraba. Concretamente, en las categorías de Mejor dirección de fotografía, Mejor maquillaje y peluquería, Mejor dirección de arte, Mejor dirección de producción, Mejor música original, Mejores efectos especiales y Mejor sonido, Mejor montaje.

Se ha quedado pues, en el último minuto, sin el Goya a mejor película. Un galardón que este año ha ido a recaer en ‘Tarde para la ira’. Sumando este galardón, la ópera prima de Raúl Árévalo se ha llevado a casa 4 de los 11 Goya a los que aspiraba. Concretamente, los premios a mejor dirección novel, mejor actor de reparto, mejor guion original y el de mejor película.

Pero, para que haya ganadores tiene que haber perdedores. Y, en este caso han sido ‘El hombre de las mil caras’, ‘Que Dios nos perdone’, ‘1898. Los últimos de Filipinas’ y ‘Julieta’.

Así, ‘El hombre de las mil caras’, que competía en número de nominaciones con el filme de Arévalo, ha sido premiado en dos categorías: Mejor actor revelación (Carlos Santos) y Mejor guion adaptado. Mientras que,‘Que Dios nos perdone’, ha sido galardonada únicamente en una de las seis categorías en las que competía: Mejor actor (Roberto Álamo). Lo mismo que, ‘1898. Los últimos de Filipinas’, que competía por nueve premios, solo han recibido un galardón al Mejor vestuario y ‘Julieta’, de Pedro Almodóvar, que solo ha obtenido el de Mejor actriz protagonista (Emma Suárez).

EMMA SUÁREZ HACE HISTORIA CON DOS CABEZUDOS

Así pues, ambos filmes se han convertido en las dos grandes triunfadoras de la noche. Pero, la noche de los Goya 2017 tenía también nombre de mujer. Concretamente, el de Emma Suárez, quien, gracias a sus papeles en ‘Julieta’ y ‘La próxima piel’ se ha convertido en la segunda actriz en conseguir, en una misma edición, el Goya a mejor actriz y el Goya a mejor actriz de reparto. Un hito que hasta entonces solo había logrado la veterana Verónica Forqué.

UNA GALA RÁPIDA Y CON ESCASAS ALUSIONES POLÍTICAS

Todo ello, en una gala que, por tercer año consecutivo, presentó el actor Dani Rovira. Y, en la que, a diferencia de en pasadas ediciones, se han respetado casi a rajatabla los tiempos. También porque a penas ha habido números musicales intercalados entre una y otra entrega.

Pero, no solo por eso ha estado marcada la noche, sino que también, ha sorprendido el escaso tiempo que el mundo del celuloide le ha dedicado a la política. Aunque, ya lo avisaba Rovira al empezar, asegurando que les dedicaría “el mismo tiempo promocional” que ellos han dedicado a la cultura en sus discursos, campañas y debates.

En definitiva, una gala en la que lo importante ha vuelto a ser el cine y los premiados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.