Cientos de niñas de 4 a 19 años están en riesgo de MGF en Baleares

Médicos del Mundo que lucha contra la MGF
El equipo de Médicos del Mundo que lucha contra la MGF

María Jesús Vilchez Marín, presidenta de Médicos del Mundo en Baleares, y Lorena Granda, coordinadora del grupo estatal en las Islas, han explicado a Mallorca Confidencial su experiencia y su labor con Médicos del Mundo en las Islas, que no son pequeñas, ni la labor ni la experiencia.

En 2012 se hizo el primer diagnóstico de la realidad en lo referente a la Mutilación Genital Femenina en Baleares (MGF), principalmente en Mallorca. Se buscaban dos cosas, por una parte la formación profesional del colectivo sanitario en este tema y por la otra la implicación política. Encontraron implicación (que no presupuesto) pero poca formación en el área sanitaria.

Ahora están impartiendo un curso acreditado de dos días a matronas y residentes de matronas para complementar los conocimientos de las trabajadoras. Porque ahora este tema ya no es un oscuro secreto de lejanos continentes, sino algo con lo que, por desgracia, podemos estar conviviendo en silencio y a diario.

Curso en el Colegio Oficial de Enfermería
Curso en el Colegio Oficial de Enfermería

Gracias al primer diagnóstico se pudieron confeccionar unas tablas de sensibilización que impulsaron la creación de un protocolo participado en Balears, un protocolo que está pendiente de publicación.

“Lo esencial”, dicen, “es la comunicación y la participación con y de comunidades africanas, sobretodo mujeres afincadas o nacidas aquí, tener una mediadora cultural africana, pero faltan subvenciones para llevar a cabo los proyectos de gran alcance. Y más allá, trabajando codo con codo con los países de origen. Por eso participamos en la plataforma a nivel europeo, pero hay que empezar con el protocolo aplicado en proximidad, en Mallorca, en las Islas”.

El compromiso

Las niñas africanas, mayormente las niñas musulmanas, tienen que viajar de manera obligatoria con un compromiso de viaje, un compromiso de ‘no mutilación’, o sus padres pagarán aquí entre 6 y 12 años de prisión. “Esto disuade bastante a las familias de África que dependen de los ingresos de los parientes de aquí”.

Así, resulta imprescindible una coordinación entre los departamentos de Sanidad, Educación y Servicios Sociales, tanto en el país de origen como en el de residencia. Es necesaria la publicación del protocolo y que se extremen las medidas de control.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.