La libertad de religión gana la batalla al aeropuerto de Son Sant Joan

La titular del Juzgado de lo Social número 1 de Palma, Pilar Ramos, ha estimado la demanda de una trabajadora del aeropuerto de Palma,  Ana Saidi Rodríguez, a quien la empresa prohibió acudir a trabajar portando el velo islámico, llamado hiyab, y ha condenado a Son Sant Joan por vulneración del derecho fundamental a la libertad religiosa.

Asimismo, ha declarado nulas las sanciones impuestas por la empresa entre abril y julio del año pasado.

Por otra parte, la titular del Juzgado, ha ordenado a la empresa el cese inmediato de las actuaciones contrarias a su derecho a la libertad religiosa.

Según la sentencia, la libertad de religión “no puede ser objeto de más restricciones que las que, previstas por la ley, constituyan medidas necesarias, en una sociedad democrática, para la seguridad pública, la protección del orden, de la salud o de la moral públicas, o la protección de los derechos o las libertades de los demás”.

1 Comentario

  1. Verguenza absoluta, eso no es libertad,es fomento de la opresion de la mujer. Animo a los progres que lo defienden a viajar un mes con sus mujeres a cualquiervpais devmayoria musulmana.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.