Ahora sí: Palma tendrá su primer bosque urbano reutilizando el canódromo

El teniente de alcalde de Model de Ciutat, Urbanisme i Habitatge Digne, Antoni Noguera, con el director general d’Habitatge, Francisco Cifuentes, y los presidentes de las asociaciones de vecinos de Es Fortí, Salvador Maimó, y de la calle Jesús, Miquel Rosselló, presentaron el proyecto del bosque urbano que se ubicará en el solar del antiguo canódromo.

El bosque urbano empezará a ser una realidad antes de finales de año y podrá disfrutarse ya a principios del año 2018, según ha indicado el Ayuntamiento de Palma.

Este proyecto terminará con el actual estado de ‘punto negro’ de la zona, además de contribuir a la lucha contra el cambio climático, con una gran concentración de árboles dentro de la ciudad que permitirán reducir la emisión de CO2: 16.000 metros cuadrados en la primera fase con espacios para correr, montar en bicicleta y pasear con los niños.

El proyecto de ejecución estará acabado el mes de abril para empezar la licitación de las obras, de modo que éstas se puedan iniciar antes de final de año.

El objetivo es que la segunda fase del proyecto, que estará situado en los terrenos del velódromo de Es Tirador, pueda estar terminada en 2019.

Noguera ha afirmado que, con esta iniciativa, “Palma se equipara a grandes ciudades del mundo que ya cuentan con un bosque urbano dentro del centro de la ciudad”. Se sembrarán especies mediterráneas como encinas y pinos.

Conexión

El director general de Habitatge, Francisco Cifuentes, ha destacado que el bosque urbano “conectará la ciudad con la naturaleza, además de conectar barrios tradicionalmente aislados por el torrente de Sa Riera como Es Fortí, el camino de Jesús y Bons Aires”.

Cifuentes ha explicado que el proyecto aprovechará e integrará elementos ya existentes, como la antigua entrada al canódromo, la pista, que será un espacio para correr, los árboles y la vegetación existente. También se integran los restos de la antigua acequia del siglo XIII ubicadas en el recorrido del antiguo Arc de Tints, que se extiende a lo largo del muro exterior del solar del canódromo.

Noguera ha indicado que se cuenta con una inversión de 500.000 euros para esta primera fase, provenientes de los fondos de la Ley de Capitalidad y de los presupuestos participativos.

Presentación pública

Este viernes, a las siete de la tarde, en la sede del COAIB (Col·legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears), habrá una presentación pública del proyecto.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Calle Jesús, Miquel Rosselló, explicaba a Mallorca Confidencial que el Mallorca donará 100 árboles que se podrían apadrinar, el Colegio Lluís Vives donará 50 y los vecinos unos 40. Nos haría ilusión incluso ponerles una placa para que cada familia tenga su árbol, que los niños puedan cuidar cada uno el suyo y así implicarse mucho más en la conservación del bosque”.

La idea es conseguir que haya 300 árboles, invirtiendo 100 euros por familia, para incrementar el presupuesto del consistorio.

“Este bosque nos dará sombra, que es lo que más añoramos en la barriada, y además se harán puentes de conexión entre zonas que separa la Riera. Eso sería en una segunda fase, pero hará mucho bien, ya que a veces nos encontramos como ‘sitiados’”.

Aparcamiento y ORA

Hay diferentes opiniones respecto a la implantación de la ORA, ya que el problema del aparcamiento es muy serio. El regidor de Mobilitat de Cort, Joan Ferrer, explica que “el contrato con la empresa de la ORA no finaliza hasta este mes de junio, así que hay que esperar, pero de todas maneras, necesitamos que los propios interesados nos lo demanden por escrito, porque nunca lo han pedido oficialmente. Entonces haremos un estudio específico para implantar la ORA”.

De todas maneras, Ferrer recuerda que los aparcamientos subterráneos de la zona son los más económicos y además, los comercios hacen campañas navideñas de descuento en el parking de Vía Roma y a largo plazo “habrá que estudiar la viabilidad si los propios interesados lo demandan”.

Rosselló, de la Asociación de Vecinos de la Calle Jesús, dice que “al ser el único barrio sin zona ORA, sirve de vía de escape a los barrios colindantes, pero es cierto que no hemos hecho una petición formal, por eso haremos una votación electrónica entre los vecinos, trabajadores y comerciantes de la zona, a ver qué opinan”.

El carril bici

El carril bici se hizo en febrero de 2016 y tiene un trazado actual ‘urbano-sostenible’, según explica el regidor Ferrer, y “siempre hay que evitar que las bicicletas se mezclen con los viandantes porque es peligroso”, dice, por lo que no ve viable cambiar el trazado actual a la calle Carlos I.

Por su parte, Rosselló, por boca de los vecinos, transmite que “hay accidentes entre bicis y peatones y también entre coches y bicis. Antes había dos carriles anchos que daban margen a maniobras, pero ahora son estrechos con un margen de reacción muy justo. No pedimos la retirada del carril, pero sí que se traslade a la calle Carlos I”.

Este sí es un punto en que ni unos ni otros están ‘encantados de haberse conocido’.

De momento, ni los que están a favor ni los que están en contra van a tomar ningún tipo de medida, pero si el problema persiste, ya se verá.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.