Miles de inmuebles en Baleares afectados por la regulación catastral

Miles de inmuebles de varios municipios de las Islas Baleares siguen sometidos al proceso de regulación catastral, después de que la Dirección General del Catastro, publicara el 22 de febrero y el 30 de diciembre de 2016 en el BOE la incorporación de Pollença, Sóller, Formentera, Deyá, Llucmajor, Marratxí y otros 23 municipios, al Plan de Regularización Catastral, para localizar construcciones no declaradas o declaradas de forma incorrecta en estos últimos años.

Así, un total de 14.943 inmuebles serán revisados en Pollença, 9.926 en Sóller, 4.227 en Formentera, en Deiá 976 inmuebles, en Llucmajor 26.138 y en Marratxí 18.469. Una vez finalizado el procedimiento los propietarios de los inmuebles en los que se haya detectado alguna incidencia, recibirán las correspondientes notificaciones de las propuestas de regularización.

En términos económicos, el coste por esta regularización será una tasa de 60 euros por cada inmueble que se detecte, y se “destinará” a pagar los trámites administrativos que genere esta regularización. Este importe se sumará al derivado del incremento por las construcciones o modificaciones no comunicadas en los años anteriores.

La propuesta del Catastro no será firme hasta que no transcurra el plazo de 15 días hábiles para formular las alegaciones que consideren oportunas, presentando las pruebas que estimen pertinentes.

Si transcurrido ese plazo el administrado no formula alegaciones la propuesta será definitiva, entendiéndose dictado y notificado el correspondiente acuerdo de alteración contenido en la propuesta de regularización desde el día siguiente al de finalización del mencionado plazo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.