La campaña contra el ‘bullying’, Valtonyc y el bus tránsfobo de la vergüenza

Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír, ante el polémico autobús de la asociación ultra
Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír, ante el polémico autobús de la asociación

Esta semana sale a la palestra la iniciativa que pone en tela de juicio dos temas: el derecho a la expresión y el derecho a la agresión. Por una parte, al rapero Valtonyc se le echan encima tres años y medio de prisión, amén de la multa, por ‘denigrar’ la figura del Rey de España. Grandes palabras en una misma frase, ‘Rey’ y ‘España’. A eso, precisamente, se acogen los que pretenden legalizar el derecho a la agresión. Por otra, un bus rojo hablando del pene y de la vulva incita al rechazo al colectivo LGTBI. 

Más allá de las campañas contra el ‘bullying’, que se ha salido de madre, la asociación Arcópoli denunciaba este martes, ante Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, al colectivo ultra Hazte Oír. El bus de la vergüenza de ser humano y de poder expresar tanta incultura.

Ciertamente, es “una vulneración de la ley LGTB por el bus tránsfobo” que se mueve despacio, pero como la Tierra, se mueve, por las calles de Madrid. En el autobús, forrado de color naranja (o rojo, según la resolución de las fotos), se lee el mensaje: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”. Olé.

Este “mensaje negacionista contra un sector de la población que existe”, como son las personas transexuales y transgénero, sostiene el gabinete jurídico de Arcópoli, implica “invisibilizar su realidad y negar su identidad”. La asociación incide en que este hecho “puede provocar aislamiento, estigmatización y malestar en especial a niñas, niños y adolescentes trans, que ya sufren a menudo acoso escolar tránsfobo y esta campaña es otra muestra más de rechazo de una parte de la sociedad a su dignidad”.

Arcópoli, y por ende, asociaciones, entes sociales, entidades y personas de a pie sin más ideología que la de querer a sus hijos, salgan como salgan, recuerda que el mensaje atenta contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, el artículo 10 de la Constitución Española y contra Ley 3/2016, de 22 de julio, de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid y en cualquiera.

En ese sentido, la presidenta del Gobierno madrileño, Cristina Cifuentes, también se ha manifestado en contra de una iniciativa que considera “impresentable”. Cifuentes ha avanzado que ya ha puesto el caso en conocimiento de la Abogacía General de la Comunidad de Madrid “para que estudie si al amparo de la Ley se puede realizar algún tipo de actuación”. “También lo transmitiré a la Delegación del Gobierno para que la Fiscalía estudie si es constitutivo de delito”, ha añadido.

“La campaña más atrevida de Hazte Oír: explicando biología, contra la #DictaduraDeGénero”, defiende Ignacio Arsuaga, presidente de esta asociación ultracatólica. Su objetivo es que el autobús recorra próximamente otras ciudades españolas como Valencia, Pamplona o Barcelona. Otra cosa será que se le permita.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.