El juez sospecha de que Cursach también controlaba las instancias municipales

El juez Manuel Penalva cree que hay indicios de que el empresario Bartolomé Cursach no sólo controlaba a agentes de la Policía Local para evitar inspecciones, sino también instancias municipales, según recoge el auto de prisión de Cursach y el directivo de su empresa Bartolomé Sbert.

En concreto, el juez alude a la declaración del jefe de actividades del Ayuntamiento de Palma, Pedro Torres, investigado por este procedimiento, que alude a los preavisos sobre inspecciones.

En su declaración, Torres señala que tras una inspección a discotecas del Grupo Cursach sin avisar a sus superiores en el Ayuntamiento, desde la regiduría lo “abroncaron severamente por no haberles informado a ellos previamente”.

Además más adelante el juez también señala que no sólo agentes de policía sino también diversos funcionarios del Ayuntamiento recibían pagos en metálico o bien en especie, como pases gratis o VIP para el gimnasio Megasport.

Un testigo indicó que había otros negocios en el Paseo Marítimo además de los del grupo Cursach que se comentaba que eludían los controles e inspecciones pagando, y que además “estaban muy bien relacionados con las instituciones y figuras políticas”. Asimismo, señala que “era frecuente ver” al expresidente Jaume Matas “en el Mega” y que tenía “una relación muy fluida con la dirección”.

También señala en base a diversos testimonios que Cursach ejercía un “control total” sobre el dirigente del PP José María Rodríguez, además de diferentes mandos de la Policía Local y la Patrulla Verde.

Por otra parte, un testigo señala que Antonio Bergas, directivo de Cursach y antiguo policía -detenido junto al empresario-, era “el encargado de hacer los trapicheos en el Ayuntamiento”.

El auto también incluye testimonios de empresarios que han denunciado “acoso generalizado de funcionarios del Ayuntamiento de Calvià” con amenazas de “cerrarles todos los negocios sancionándoles con cualquier excusa mientras permiten que los locales de Cursach infrinjan todas las normativas”.

Asimismo, una funcionaria del Ayuntamiento de Calviá reveló el “claro trato de favor” recibido por el Grupo Cursach para evitar denuncias en materia de publicidad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.