El Real Madrid vuelve al liderato gracias a Ramos

SERGIO PEREZ / REUTERS

El Real Madrid recuperó el liderato liguero un mes después tras imponerse con sufrimiento al Real Betis (2-1) gracias a un gol de su capitán Sergio Ramos a diez minutos para el final de un partido que cerró la jornada dominical del vigésimo séptimo capítulo en LaLiga Santander.

La historia volvió a repetirse. El mismo desenlace de siempre. Cuando el Madrid está en apuros Ramos acude al rescate. Este domingo fue para salvar tres puntos fundamentales en la pelea por el título y lo hizo con un cabezazo con sello. De esos que, nada más verlo, identificas con el central de Camas.

Un gol que sirvió para aprovechar el traspié culé y para demostrar que Ramos es más que la franja del escudo. El andaluz utilizó la misma fórmula que tan buen resultado le da a los blancos habitualmente. Centro de Kroos y cabezazo inapelable del ‘4’ cuando el Betis ya jugaba con diez por la expulsión de Piccini. El escenario era inmejorable para los de Zidane aun quedando la recta final.

Y eso que apenas le duró cinco minutos al Madrid el ímpetu tras la derrota del Barça en Riazor. El supuesto empujón moral no sirvió para abrir la lata ante un Betis que mejoró con el paso de los minutos. Los de Víctor Sánchez del Amo se desperezaron a los diez minutos con un disparo blando de Rubén Castro. El primer aviso de lo que estaba por llegar.

Isco, el mejor junto a Modric, replicó con un lanzamiento desde la frontal que se fue lamiendo el poste. Sin embargo, el equipo de Zidane no fue capaz de enganchar a su público en una noche tan fría como su juego. Como casi siempre en Chamartín, fueron los goles los que calentaron al público y no al revés.

Antes de que llegara el primero, Keylor Navas pudo haber sido expulsado en un mano a mano con Brasanac a los 20 minutos. El portero ‘tico’, que vivió su peor noche desde que viste la camiseta blanca, intentó despejar el balón con la cabeza fuera del área y arrolló al delantero bético siendo el último hombre. La jugada fue muy protestada por el banquillo sevillano tres minutos antes de que llegase el 0-1.

Una buena internada por el costado zurdo de Durmisi terminó en botas de Sanabria, que tiró manso sin saber que su lanzamiento acabaría teniendo recompensa tras un error mayúsculo de Keylor. El portero centroamericano no agarró el cuero y acabó introduciéndoselo él mismo. Inmediatamente el Bernabéu sacó la guillotina y le castigó con su pitos.

El gol del Betis enfrió a un Real Madrid que no despertó hasta minutos antes del descanso. Primero con un remate de Ramos en el corazón del área -se fue alto- y después con el gol de Cristiano Ronaldo. El portugués marcó de cabeza tras una jugada sensacional de Marcelo, el primer interior merengue.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.