Esperanza Aguirre dimite como concejal y portavoz del PP en Madrid

La presidenta y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado este lunes que presenta su dimisión de todos sus cargos públicos por no haber “vigilado” a Ignacio González cuando era vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Tras aguardar casi dos minutos ante los micrófonos en silencio esperando a que la dieran paso para iniciar la declaración ante los medios y con la mirada muy emocionada, Aguirre ha comenzado señalando que se siente “traicionada” y “engañada”.

Para Aguirre, el auto y la prisión de González no son una “prueba definitiva”, pero demuestran que ella no vigiló “todo lo que debía. Por eso dimito del cargo político que ostento, como edil y portavoz, un cargo en el que me colocaron los ciudadanos de Madrid con sus votos”, ha recordado.

Aguirre, rodeada de su núcleo de confianza y de ediles como Pedro Calvo o Begoña Larraínzar, ha explicado que su “manera” de concebir la política le lleva a asumir la responsabilidad por no haber vigilado más al expresidente de la Comunidad.

“Por no haber descubierto antes, lo que ahora, después de años de investigación ha descubierto la Guardia Civil y el juez”, ha añadido. Emocionada, Aguirre ha recordado que González fue una persona de su “máxima confianza”.

“Le conocí en los años 80, en el Ayuntamiento, donde era funcionario por oposición”. Ha relatado que le nombró subsecretario del Ministerio de Cultura y Educación, y después, ya no con ella, fue subsecretario de Estado de Administraciones Públicas e Inmigración.

Como presidenta de la Comunidad de Madrid le nombró vicepresidente. “En algunos momentos, algunos medios le señalaron como inmerso en asuntos que podrían ser calificados de incorrectos”, por lo que le pidió explicaciones, y se las dio “en privado de manera exhaustiva”, ha continuado.

Esperanza Aguirre ha indicado que la corrupción es un “tema central de la política española y no es suficiente la acción de la justicia, siempre rigurosa, pero demasiado lenta para las legítimas exigencias de los españoles”.

Para Aguirre, los ciudadanos “tienen derecho a exigir” que los políticos asuman “todas” sus responsabilidades “sin dilaciones y sin excusas”.

“Y tengo como norma de conducta no eludir mis responsabilidades”, ha concluido.

Tras dar las gracias a los medios que han acudido a la rueda de prensa, Aguirre ha abandonado la sala sin responder a preguntas, acompañada de su equipo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.