Los restauradores temen por su futuro si Cort aplica el borrador de la nueva ordenanza sobre terrazas

Terrazas del Born de Palma. Foto: RESTAURACIÓN MALLORCA.
Imagen de archivo de las terrazas del Born

Las aguas bajan muy turbias para el sector de la restauración. El restrictivo borrador de la nueva ordenanza sobre ocupación de la vía pública ha puesto en guardia al sector que considera que, de ejecutarse “se verían abocados al cierre unos 500 establecimientos en Palma y se perderían más de 1.000 empleos”, según declaró a este digital el presidente del sector, Alfonso Robledo”.

Marian es la encargada de una cafetería en la calle Blanquerna. Para ella “las terrazas son fundamentales pues son las que verdaderamente dan dinero, más ahora que llega la temporada turística”. Esta restauradora añade que “si al final se reducen el número de metros de ocupación, esto conllevaría una importante reducción en el número de personal”.

Antonio regenta un restaurante con terraza en la plaza Mayor y para él, el borrador de la nueva ordenanza “con la reducción de metros cuadrados de terraza, la ampliación de los bordillos y otras medidas restrictivas, van a perjudicar mucho a los restaurantes y cafeterías, sobre todo a aquellos que se encuentran en aceras no muy anchas. A mi personalmente, me afectará la posible desaparición de los toldos, porque no se que van a hacer los turistas en verano con este sol o cuando llueva”.

Los partidos políticos municipales en Cort tampoco ven con agrado el nuevo borrador, aunque hacen especial hincapié en que no se ha evaluado el impacto económico que tendrá para el sector la nueva ordenanza.

La portavoz del grupo municipal del PP en Cort, Marga Durán, destaca que “ya el año pasado solicitamos que se hiciese un estudio sobre las consecuencias económicas que conllevaría la nueva ordenanza y, a fecha de hoy, todavía no lo tenemos. Además, exigimos que esta ordenanza sea consensuada entre todos los grupos municipales y no únicamente por el equipo de gobierno. Este borrador es una chapuza y no contribuye a fomentar un destino turístico urbano como es Palma.

En términos similares se ha manifestado Patricia Conrado del grupo Ciudadanos para quien, a su juicio, “el borrador, tal y como está redactado, establece una restricciones tan enormes que es más que probable que muchos restauradores tengan que cerrar sus negocios o disminuir la carga de trabajo ya que muchos de estos locales sólo pueden.
salir adelante gracias a las terrazas, todo ello sin contar que esto conllevaría la reducción de puestos de trabajo. Nosotros hemos exigido que se realizce un estudio económico; un estudio real de la situción. Creemos que se han lanzado a la piscina sin saber si hay agua en la misma. Es necesario que se consensue la ordenanza”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.