Las autoescuelas vuelven a la carga ante la falta de examinadores

Archivo

La CNAE asegura que hay un déficit de entre 600.000 y 900.000 exámenes al año, y pide la contratación de 300 nuevos examinadores para paliarlo. La DGT, por su parte, lo considera una ‘exageración’ y habla solo de problemas ‘puntuales’.

La situación es especialmente grave en doce Jefaturas Provinciales de Tráfico, que suponen el 48% de los permisos expedidos en España (Alicante, Baleares, Barcelona, Ciudad Real, Cuenca, Girona, La Rioja, Lleida, Madrid, Navarra, Tarragona y Valencia), en las que llegan a acumularse retrasos para realizar el examen de hasta un mes, además de cambios de fecha de última hora.

Los profesores de autoescuela de Baleares denuncian, otra vez, los graves problemas para realizar los exámenes de conducir por la falta de examinadores en la Jefatura Provincial de Tráfico.

Dicen que “la falta de profesores está perjudicando gravemente a personas que necesitan tener el carné de conducir para, por ejemplo, acceder a un puesto de trabajo” o “Esto nos está afectando porque la gente opta por no dar más clases hasta que tenga asegurado que se va a poder examinar, lo que en definitiva está ralentizando nuestro trabajo”.

Por lo visto hay pocas convocatorias, y quienes aprueban las oposiciones no piden plaza en Baleares. Pero la DGT lo sigue viendo “exagerado porque este tema no es nuevo. Los medios son los que son y que en muchas jefaturas no problemas ni demoras, sino problemas muy puntuales que se intentan solventar. Además, la falta de reposición de personal público no se trata de una cuestión de la DGT como tal, sino de toda la administración”.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha alertado de lo que podría “llevar al colapso el sistema de Formación Vial en España con el cierre de empresas y el despido de miles de trabajadores”.

Tal y como afirma la Confederación, el sistema de obtención del permiso de conducir está sufriendo retrasos que bloquean la actividad de las autoescuelas debido a que la actual plantilla de examinadores de la DGT lleva congelada desde al menos los últimos cinco años.

También recuerdan que el examen de conducir es un servicio que se da al ciudadano y por el que paga una tasa de 90 euros, de la que depende la supervivencia de unas 30.000 familias.

Así, la CNAE exige una solución ante la falta de examinadores. “Lo hemos repetido por activa y por pasiva: cuando vuelva la temporada alta y aumente considerablemente la demanda de los permisos de conducir, un número importante de jefaturas sufrirá un colapso en las pruebas de circulación”, afirman.

La actual plantilla de examinadores de la DGT suma 756 funcionarios, según los datos de la DGT, aunque la Confederación reduce este número a 619 al tenerse en cuenta algunas variables, como las vacaciones y las bajas de larga duración.

La CNAE considera que son necesarios 943 examinadores para llevar normalidad al ciclo formativo y a los exámenes. Un dato a tener en cuenta es que cada examinador sólo puede hacer diariamente 13 pruebas (11 en el periodo estival), lo que supone que el déficit de exámenes se eleva a casi 600.000 anuales, según el mínimo necesario (213) y a 900.000 si se contabiliza la carencia de 324 examinadores.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.