Nadal supera a Anderson, pasa a cuartos y logra su 50ª victoria en el Godó

Nadal ha ganado este jueves a Kevin Anderson (6-3 y 6-4) en los octavos de final del Barcelona Open Banc Sabadell-65º Trofeo Conde de Godó en su victoria número 50 en el torneo barcelonés, donde ha conquistado nueve ediciones y en el que intentará seguir buscando su décima corona en un cruce de cuartos contra el alemán Alexander Zverev o el coreano Hyeon Chung.

Nadal tuvo suficiente con romperle una vez el saque al sudafricano en cada set para firmar la victoria en 1:33 horas de juego y sin ceder un solo servicio. Firme en su juego, moviendo al gigante de 2,03 metros para desgastarle y evitar sus golpes duros, Nadal logró la que es su victoria número 50 en 13 participaciones contando esta, sumando además nueve títulos.

Si bien el balear no permitió a Anderson disponer de ningún punto de ‘break’, por contra Nadal aprovechó dos de los diez golpes de rotura que tuvo para sentenciar un partido en el que se encontró con una mayor resistencia respecto al de su estreno, en Segunda Ronda, ante el brasileño Dutra Silva (6-1 y 6-2).

En el primer set el manacorí empezó dominando con su saque y, en el primer servicio de Anderson, le rompió finalmente el saque para ponerse 2-0 arriba pese a desaprovechar tres bolas de rotura previas. Muy regular y sin titubeos, le bastó con defender sus servicios para imponerse en una primera manga sin demasiada historia.

Por contra, el segundo set empezó con un Anderson dispuesto a hacer daño a Nadal con su saque y con tiros potentes. Nadal, que a punto estuvo de romperle el saque en el primer juego, no pudo hacer el ‘break‘ en hasta cuatro ocasiones pero sí le hizo rotura en el tercer juego, en el segundo saque del sudafricano, tras un 15-40 y encontrar la fórmula; mover a Anderson de punta a punta de la pista.

Kevin Anderson, el tenista sudafricano de 30 años y número 66 del mundo que se impuso y dio la sorpresa en segunda ronda al derrotar al español David Ferrer por 6-3 y 6-4 en 1:06 horas de juego, no pudo sumar otro español a su nómina de derrotados.

En los tres precedentes entre ambos Nadal se había impuesto, siempre sobre superficie dura en los Masters 1.000 de París y Canadá y el Open de Australia, y con esta victoria aumenta su balance a 4-0.

“Estoy jugando bien y dispuesto a prolongar mi mejor tenis”

“Necesitaré estar preparado para sufrir, para correr, mantener mi mejor tenis si quiero seguir vivo en el torneo. Estoy jugando bien pero cada día es una historia distinta y estoy dispuesto a prolongar mi mejor tenis, la única manera de tener opciones realistas de ganar”, comentó en rueda de prensa.

Nadal se medirá en cuartos al coreano Hyeon Chung, procedente de la previa, o a la joven perla alemana Alexander Zverev, y reconoció que deberá estudiar el juego de Chung si gana para conocer más detalles de su juego y, en caso de triunfo de Zverev, prepararse para superarle. “Zverev tiene todos los condicionantes para ser un jugador top del más alto nivel y aspirar a las cosas más importantes que hay en nuestro deporte”, comentó.

Eso sí, hizo un paréntesis para explicar la importancia de ser humilde para llegar a lo más alto. “Uno tiene que tener la humildad para trabajar y seguir mejorando, no sé si la tiene. Si la tiene le será lago más sencillo, si no la tiene podrá conseguir igualmente lo que se proponga”, añadió sobre el alemán de origen ruso.

Preguntado por el posible duelo con Zverev, quien dejó entrever que venía a Barcelona para, entre otras cosas, medirse al balear, comentó: “Con los pies en el suelo uno es algo más feliz y tiene más opciones de que el camino sea menos complicado. Hay muchas formas de llegar a lo más alto, no sólo hay un camino y cada uno escoge el suyo. Es un jugador de máximo nivel. Es extraño que diga que quiere ir a un torneo para jugar con alguien, yo nunca lo he hecho. Me sorprende eso, si es así, mañana y si gana, tendrá otra oportunidad. Ya veremos qué pasa”.

Sobre su triunfo ante Anderson, aseguró que tuvo un buen día. “Ha sido un buen día porque al final era un día en que no sabía si jugaría el partido por la mala predicción. Muy contento de haber podido jugar y del juego en unas condiciones que no son mis favoritas. No he jugado mal, ante un rival difícil, he estado muy concentrado en mi saque y en el resto he aprovechado las ocasiones suficientes para ir más o menos con una ventaja cómoda”, celebró.

“Jugar en estos días es muy complicado, más peligroso para codos y muñecas porque la bola está muy pesada. He tenido un buen porcentaje de efectividad en el servicio, moviendo bien a Anderson. Estoy contento de cómo he jugado, he tenido muchas ventajas con el primer servicio con el ‘forehand’ y es muy importante para mí, me deja muy contento”, concluyó.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.