Govern y Consells cerrarán antes de julio el traspaso de la Promoción Turística

El Govern y los Consells Insulars cerrarán antes del próximo mes de julio el acuerdo político para el traspaso de la competencia de Promoción Turística, tal y como ha señalado este miércoles la presidenta balear, Francina Armengol, tras la Conferencia de Presidentes celebrada en Menorca.

Además, durante el acto, al que han asistido representantes institucionales de las cuatro islas, se ha pactado una declaración institucional ante la marginación de los ciudadanos de Baleares en los presupuestos generales del Estado (PGE) para 2017, según ha informado el Govern en un comunicado.

Respecto a la promoción turística, Armengol ha explicado que se mantiene el compromiso de cerrar un acuerdo político dentro del primer semestre de 2017 y la entrada en vigor de las competencias a partir de 2018. Este traspaso permitirá a cada isla desarrollar las atribuciones en promoción turística de sus territorios “con una dotación adecuada”.

En esta línea, Armengol ha explicado que durante la Conferencia de Presidentes se ha cerrado el coste efectivo de la transferencia y se ha avanzado en el producto turístico que se tiene que transferir y que quedará plenamente definido en “próximas reuniones técnicas que tendrán lugar de manera inminente para acabar de cerrar el proceso”.

Entre otros, la responsable del Ejecutivo ha señalado también “la revisión del calendario de otras transferencias que se quieren resolver” y la futura ley de consells insulars, “que permitirá a estas instituciones ejercer en el ámbito autonómico y no únicamente local”, para lo cual remitirán el mes que viene un primer borrador, “necesario para actualizar la ley e incluir las particularidades de Formentera”.

“Marginación” en los PGE

Por otra parte, se ha resuelto una declaración institucional ante la “marginación” de los ciudadanos de Baleares en las inversiones previstas en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017″.

El documento recoge la necesidad de una mejora de la financiación que el Estado destina anualmente a las Islas, una mayor compensación de los costes que provoca la insularidad y el aumento de las inversiones estatutarias.

“En términos absolutos, la inversión que los PGE 2017 prevén destinar a Baleares desciende de 159 millones de euros en el 2016 a 148 millones de euros en el 2017. En términos per cápita, las Islas se mantienen en la cola de las comunidades autónomas, con 128 euros de inversión del Estado por habitante, y queda, una vez más, lejos de la media del total de comunidades autónomas, que llega a los 184 euros por habitante”, ha lamentado Armengol.

Por todo ello, la Conferencia ha acordado rechazar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 e impulsar acciones “con el fin de conseguir unas inversiones justas y dignas para nuestras islas”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.