Los taxistas alertan sobre nuevos métodos ilegales para captar clientes

A los taxistas le crecen los enanos. Si hasta hace pocos años, el disgusto lo generaban los denominados taxis piratas, ahora han observado que determinados taxistas piratas están haciendo su agosto gracias a las viviendas vacacionales, a lo que hay que sumar la existencia de furgonetas discrecionales que se dedican a captar clientes. Un embrollo más que afecta a este sector que de por sí ya se siente castigado por la puesta en funcionamiento por parte del Govern balear de autobuses a diferentes lugares turísticos de la isla.

El presidente de la Asociación de Autónomos del Taxi de Mallorca, Biel Moragues, explica que “actualmente, nos encontramos con la existencia de determinados taxis piratas que se dedican a desplazarse por distintos municipios y, al mismo tiempo, estos individuos gestionan viviendas vacacionales, es decir, estas personas se hacen cargo del mantenimiento de determinadas viviendas vacacionales y posteriormente trasladan a turistas a estas casas”.

Por si esto no fuera suficiente, Moragues apunta que “otro de los problemas con los que nos encontramos ahora, y creo que es de los más importantes, es la existencia de unas 40 furgonetas discreccionales de más de 9 plazas que se dedican a captar clientes. Morages añade que “esta actuación tan sólo lo pueden hacer ellos mismos o bien a través de las agencias de viajes; lo que no se puede hacer es vender la capacidad total de plazas a más de un cliente, que es lo que lo que están haciendo algunos. Cuando un cliente coge un taxi, le estamos vendiendo todas las plazas, pero no vamos recogiendo a diferentes clientes hasta ocupar las plazas”.

La picaresca es de tal calibre, que, según destaca el presidente de la asociación de taxistas “no hace mucho la Conselleria de Transportes realizó una campaña de inspección y, curiosamente, todas estas furgonetas desaparecieron”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.