Desahucio de una familia en Capdepera

Existen noticias en las que nunca nadie debería ser protagonista ni testimonio, pero por desgracia, ocurren. Faxdepera vio en primera persona como se desalojaba a una familia, compuesta por un joven matrimonio y dos hijos pequeños, de su domicilio por deber un mes de alquiler a la propietaria de la vivienda: 450€.

Ocurrió el miércoles por la tarde en la calle des Port, número 30, cuando la Policía local se personó al lugar para entregar la orden judicial de desahucio a los inquilinos.

Al principio hubo nervios y algunas palabras subidas de tono, pero al final, la familia recogió sus pertenencias y las depositó en un camión, sin prisa pero sin pausa y de manera ordenada.

Desahucio Express

La familia ha sido víctima de un desahucio Express que ampara los derechos del propietario/a cuando el inquilino no cumple con el pago del alquiler.

El joven, esposo del matrimonio y padre de los dos hijos manifestó a Faxdepera: “por deber solo un mes, 450€, nos sacan a la calle”.

El hombre explicó que: “hablé con la propietaria y le pedí que nos diera un poco de tiempo para poder pagar, puesto que mi mujer empezaba pronto a trabajar y solo se trataba de esperar a que ella cobrara su primera nómina, pero no nos han dado opción”. En el momento en que el joven depositaba los enseres de la casa en el camión se encontró con una funcionaria del Juzgado de Paz, que se ofreció a ayudar a la familia.

Ella se acordaba de que había notificado la sentencia del juez que ordenaba el desalojo de la vivienda, y le dijo al hombre: “cuando os entregué la notificación os comenté la posibilidad de apelar a través de un abogado de oficio, por vuestra situación, no os hubiera costado nada”.

Sin embargo, el joven dijo no acordarse del documento ni tampoco de tenerlo. La funcionaria se prestó amablemente a revisar cuando hizo entrega de la notificación y en ayudarle en todo lo que estuviera en su mano.

“Antes prefiero dormir en el coche que compartir vivienda”

La funcionaria le comentó que podía acudir al departamento de Serveis Socials del Ayuntamiento de Capdepera donde seguramente le asesorarían y le podrían encontrar un hogar.

“Posiblemente tengáis que compartir una vivienda” explicó la funcionaria, pero el joven exclamó: “antes prefiero dormir en el coche que compartir vivienda, yo no puedo meterme en una casa con otra gente porque tengo dos niños, no es compatible”. Faxdepera se ofreció para que la familia afectada contara su historia tal y como había transcurrido, pero el joven declinó la oferta y pidió encarecidamente que no sacáramos fotos de ellos mientras estaban desalojando la vivienda.

Por este motivo, ante su petición, solo sacamos las imágenes del momento del desahucio, pero sin que se puedan reconocer a los afectados.

“Nos hemos asesorado y realizado los pasos correctos”

En toda historia hay dos versiones y también era necesario escuchar lo que tenía que decir la otra parte, el arrendatario/a. En este caso, hablamos con un sobrino de la propietaria que acudió al lugar “por hacer un favor a mi tía, ya que es mayor y no está para afrontar estas situaciones”.

El sobrino, que tampoco ha querido hacer público su nombre, comentó que: “no es una situación agradable, para mí no es fácil”, durante un momento miró a los niños, supuestamente ajenos a la desgracia, que correteaban entrando y saliendo del inmueble.

“Lo siento por estos críos”, susurró cabizbajo. Sin embargo, la decisión de llevar a cabo el desalojo forzoso de la vivienda, según el sobrino fue que: “dejaron de pagar un mes” y después explicó que: “tenían un contrato firmado y si no se cumple con el contrato los inquilinos se deben atender a las consecuencias. Nos hemos asesorado mediante los abogados y hemos actuado correctamente”.

El sobrino de la propietaria también señaló: “hemos sabido que esta familia tiene antecedentes en este aspecto y que han abandonado otras viviendas sin pagar lo que debían, por este motivo, hemos sido cautelosos”.

Por otra parte, la Policía local, además de entregar la orden judicial de desahucio a los afectados custodió el domicilio durante todo el tiempo que duró la retirada de las pertenencias de los inquilinos. Afortunadamente no hubo que lamentar ningún incidente.

Texto: M. Fuster. Fotos: M.F./J. Mas (Faxdepera)

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.