“¿A qué están esperando, a que haya un muerto para actuar?”

Los vecinos de Son Armandans están hartos: hartos de peleas, hartos de amenazas, hartos de que la Policía Local no actúe y hartos de no poder salir tranquilamente a la calle por temor a que integrantes de las bandas latinas que se dan cita por esta zona les dé por utilizar las botellas rotas en su contra.

Catalina Llompart, presidenta de la Asociación de Vecinos de Son Armandans, no lo dice más claro porque no puede “los vecinos no quieren salir a la calle porque tienen miedo de las bandas latinas que se reúnen en dos discotecas: una situada en la calle Joan Miró y la otra en la calle Federico García Lorca y las peleas y gritos son constantes”.

La presidenta continúa desgranado un cúmulo de lamentables situaciones que tienen a la barriada en vilo “estamos atados de pies y manos. Estas bandas latinas se reúnen en estas discotecas y estos pandilleros gritan, se pelean, amenazan y trapichean en la calle. Las vecinos no quieren salir a la calle porque les tienen miedo; incluso han amenazado a algunos residentes porque les han recriminado su actitud por lo que ya no nos atrevemos a decir nada más por puro miedo”.

¿Qué hace la Policía Local en estos casos?– se pregunta la presidenta de la asociación de vecinos: “Pues nada. Llevamos dos años denunciando esta situación, hemos puesto numerosas denuncias y no se hace absolutamente nada”.

Catalina Llompart lamenta que esta pasividad policial esté dando alas a los pandilleros señalando que las peleas entre estas pandillas “son constantes” ya que, tal y como explica “hacen quedadas en el castillo de Bellver para pelearse. En la última pelea la zona estaba llena de botellas rotas para rajarse”.

Llompart concluye señalando que es necesario que, cuanto antes, se produzca una efectiva actuación policial ya que, tal y como advierte: “no se si esperan a que haya un muerto para actuar”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.