Doce días de mayo

Estamos prácticamente a medio mes de mayo, el mes de las flores, menudo mes y con cuantas cosas nos está sorprendiendo.

El Govern Balear quiere requisar viviendas no alquiladas, posiblemente medida inconstitucional, subir la Ecotasa para perder amigos, Magalluf como en años anteriores sin que nada se haya mejorado, eso sí en el número uno del ranking de la cutrez y mal ejemplo, el partido Sociolisto, perdón socialista, enfrascado en sus primarias sin saber qué rumbo tomar, la aprobación de los Presupuestos del Estado pendientes del deseado voto del Sr. Gundisalvo, que a no dudar le reportarán a las islas hermanas de Canarias pingües beneficios.

Las dos victorias consecutivas de nuestro Mallorqueta que ha encendido la tenue luz de la esperanza de su salvación del averno.

Los fastos que se están preparando para cambiar de “Batle” y pasar de Son Gotleu a Pedro Garau y contar, eso sí, con un Alcalde Republicano después de ochenta años de historia municipal el cual, a primera vista, no parece que alcanzará el listón del Sr. Darder, claro los pactos del tripartito le impedirán hacer determinados proyectos, un pacto es un pacto, perjudique a quien perjudique y el bien de una mayoría a veces, por presunta razón de honor, se ve conculcada.

En estos primeros días de mayo casi asistimos a un suicidio colectivo, si el apagón del wasaps dura más tiempo, seguro que éste se hubiera producido, el wasaps es tan importante para la vida de algunos como el agua lo es a los peces o el Sálvame a parte de nuestra sociedad desvalorizada o harta de contemplar y sufrir en sus carnes la memez de algunos políticos que de todo hay en la viña del Señor.

Hemos tenido las elecciones presidenciales de Francia, pienso que han sido un ejemplo a tener en cuenta para todos los demócratas y el chovinismo francés nos ha dado una lección que todos los españoles deberíamos aprender. Miles de banderas francesas ondeando sin complejo alguno, aquí en España al ondear nuestra bandera somos tratados de fachas. ¿Somos diferentes o estamos acomplejados? Convendría que reflexionáramos un poco y no viviéramos en el pasado lastrado por la ignorancia y la estulticia. Ha sido el día de Europa ¿Alguien se ha enterado? El barrio de la Calatrava reclama más vigilancia ¿Sólo éste? En fin, la próxima semana hablaré de Palma, nuestra ciudad. Hoy lo he hecho de los primeros días de este Mayo y recuerdo, quizás con algo de nostalgia, el mayo francés: C’est la vie, mon seigneur.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.