Huertas y Seijas llevan a Podemos ante Inspección de Trabajo

Xelo Huertas
Xelo Huertas

Por no disponer de un despacho en el Parlament

Las diputadas del Grupo Mixto Xelo Huertas y Montserrat Seijas han presentado sendas denuncias ante la Inspección de Trabajo por no haberles facilitado el Parlament un despacho propio desde que fueron expulsadas del Grupo Parlamentario Podemos en enero.

Así lo ha confirmado Seijas en declaraciones a Europa Press. Además, Huertas lo ha advertido a la Mesa en un escrito registrado esta semana en el que reitera la solicitud de que se le asigne un despacho, puesto que asegura que actualmente no puede llevar a cabo su trabajo parlamentario “en condiciones adecuadas”.

En el escrito, Huertas también advierte a la Mesa de que ha puesto este asunto en conocimiento de la Comisión de Salud y Seguridad Laboral del Parlament y del delegado de Prevención de Riesgos Laborales.

Huertas solicita que se le facilite un despacho “en condiciones” para desarrollar sus tareas “con dignidad”. En este sentido, pide que este espacio tenga “superficie suficiente para las personas que trabajan”, mobiliario ergonómico y un armario con llave para guardar su documentación, cartas, informes y otros documentos con seguridad.

Sobre esto último, la expresidenta del Parlament ha explicado que actualmente toda esta documentación se guarda en cajas en un espacio común “muchas veces inaccesible”.

Por todo ello, Huertas reclama tener “las mismas condiciones que cualquier otro diputado”, recordando que no está “pidiendo privilegios” sino “sólo la oportunidad de poder desarrollar la tarea propia de forma adecuada”.

Por su parte, Seijas ha explicado que el despacho tiene nueve metros cuadrados para cuatro personas -con el personal eventual-, equipado con dos mesas, cuatro sillas y un armario. Según un informe de un técnico de la casa, este espacio carece de ventilación suficiente.

Seijas ha indicado que hablando con los técnicos éstos comentaron que este despacho no está acondicionado para trabajar ni permanecer durante horas, sino para tareas cortas como hacer una llamada.

“Si fuera trabajadora de una empresa y me dieran estas condiciones, en el minuto uno estoy en la Inspección de Trabajo”, ha protestado la diputada, que ha recordado que hay espacios habilitados que podrían utilizar.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.