Familiares de consumidores de Minerval aseguran no sentirse estafados

Imagen de archivo.- Día en el que Xavier Busquets prestó declaración ante el juez

Este lunes prosiguen las declaraciones ante el juez por el caso de la presunta comercialización de Minerval, un fármaco en fase II de investigación por parte de los catedráticos de la UIB, Xavier Busquets y Pablo Escribá. En su turno de declaración, dos testigos familiares de enfermos de cáncer se han dado cita en los juzgados de Vía Alemania y han explicado que no se sintieron estafados con el uso de Minerval porque sabían que no había garantías de que este fármaco experimental funcionase en sus casos.

Ante los medios de comunicación, Andreu Rotger, el abogado del profesor de la UIB investigado, Xavier Busquets, ha explicado que uno de ellos llegó a abonar 24.000 euros en concepto de donación a la fundación Marathon y, además, ha precisado que los dos declarantes no han presentado denuncia.

Según ha explicado “no se sienten engañados” aunque se les ha ofrecido emprender acciones judiciales. Así, ha dicho, “consideran que se les explicó suficientemente” por parte del doctor Pablo Escribá, el otro profesor investigado, “los posibles beneficios y que podría ir mal”.

También tras salir de la sesión de declaraciones en el Juzgado de Instrucción 9, el abogado de la UIB, Gabriel Garcías, ha recordado que tienen recurrido el caso donde la universidad está personada como posible responsable civil porque se consideran parte afectada.

Para la sesión de este lunes tenían que declarar tres testigos, pero finalmente uno no ha acudido por lo que tiene que volver a ser citado.

Además, este jueves están citadas dos colaboradoras del equipo de investigación y, por otro lado, hay distintos personados en la causa que deben declarar por exhorto -citación que se realiza fuera del juzgado que lleva el caso-.

En líneas generales, este caso investiga la presunta estafa cometida con la venta de este medicamento experimental por parte de estos dos catedráticos de la UIB.

A principios de este mes, Busquets y Escribá, defendieron su inocencia ante el titular del Juzgado de Instrucción número 9, Enrique Morell, que lleva el caso, y negaron haberse enriquecido con la venta del producto, asegurando que no hubo ninguna contraprestación económica.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.