GOB, Alta Tensió y Amics dels Fars piden el uso público del faro Cap Blanc

El faro de Cap Blanc lleva casi 25 años deshabitado y una nueva iniciativa comienza a gestarse para darle vida. Las asociaciones GOB, Alta tensión de Llucmajor y Amics dels Fars quieren darle un uso público para los ciudadanos.

Su idea, que hoy han propuesto al actual concejal de medio ambiente del Ayuntamiento de Llucmajor, Jaume Tomás, es que el Faro de Cap Blanc se convierta en un centro multifuncional en el que puedan tener lugar diferentes actividades puntuales gestionadas por el Ayuntamiento de Llucmajor.

Entre las ideas expuestas por las tres asociaciones destaca la necesidad del uso público y abierto del recinto del faro de Cap Blanc, un espacio de recreo para los ciudadanos amantes de la naturaleza y también para los colectivos respetuosos con el medio natural.

“Consideramos que el faro de Cap Blanc puede ser un magnífico espacio, con un marco incomparable, para actividades culturales del Ayuntamiento de Llucmajor. El proyecto está abierto a nuevas propuestas siempre que no supongan la alteración del espacio natural del entorno”, aseguran.

160517 Far cap blanc llucmajor

El faro “podría ser un punto importante respecto a la necesidad de creación de un centro de interpretación que dé a conocer el valioso entorno en el que está inmerso el Faro de Cap Blanc que es sa Marina de Llucmajor”, aseveran.

Lo que se debe evitar, dicen, es la conversión del faro “en una atracción para gran cantidad de personas que al fin, por la masificación, pongan en peligro el entorno único de sa Marina de Llucmajor”. Por este motivo, las tres asociaciones no son partidarias de bares y restaurantes en los faros, ya que suponen “un foco de atracción que acabará perjudicando a los entornos naturales en los que suelen estar situados los faros”.

Precisamente, una iniciativa de este tipo es la que han propuesto a la Autoridad Portuaria de Baleares que ha remitido la propuesta al Ayuntamiento de Llucmajor. De momento, el Ayuntamiento sólo ha puesto dos condiciones: que no se haga un uso hotelero y que sólo se pueda abrir en horario diurno.

El regidor de medio ambiente, Jaume Tomás, ha visto con buenos ojos la iniciativa de las tres asociaciones y ha pedido que se involucre a la Conselleria de Medi Ambient para apoyar el proyecto.

La finalidad es “promover la protección de los valores históricos y arquitectónicos de los faros de las islas y su utilización pública. Para ello es fundamental la postura del Ayuntamiento que será determinante para decidir el uso final del faro de Cap Blanc”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.