Patria

Leo “Patria” de Aramburu y sollozo, de rabia, de pena, del tiempo perdido. Leo “Patria” y entiendo a Miren y a Bittori. Leo “Patria” y recuerdo mis primeras indagaciones sobre “el conflicto”.

Tuve la ocasión recién los 18 de hablar brevemente con Mario Onaindia sobre la “kale borroka” en la sede del PSM, aquel partido que debía garantizar la identidad de los mallorquines y con el tiempo perdió su propia identidad. Conocí a vascos que iban en coches matriculados en Madrid, Barcelona… para poder circular con cierta tranquilidad, con cierta normalidad, a vascos a quien le han puesto una pistola en la cabeza sólo por su apellido, también he sido de los pocos en Palma que ha montado una manifestación anti ETA, también como el resto me siento totalmente incapaz de opinar con un verdadero conocimiento de “el conflicto”.

La patria para mi es como el pepino, si está en el gazpacho me lo como, si a ti te gusta, cap problema, pero yo prefiero evitarlo, no entiendo el concepto de patria, una vez vino de visita un cubano, de las juventudes comunistas, se paso la comida hablando del líder, de la patria… después de comer hice todo lo posible para que cogiese un avión a otra parte, no hice la mili, por inútil, pero tengo claro que no lo daría todo por la patria, ni nada, sea la que sea, pequeña, grande, enana o inmensa.

No me interesa la patria, ni tan siquiera en la letra de La Internacional, no comparto el ideario de Bakunin, pero sigo sin tener ni patria ni bandera, en su tiempo me preocupé más de la lucha por las desigualdades más allá de himnos, de siglas y de patrias.

Patria, absurdo invento, una excusa más para desunir y para discriminar.

Me entero por una amiga necesitada que hay lista de espera en la unidad psiquiátrica para adolescentes de Son Espases. Están empeñados en vendernos que hemos llegado al bienestar, que cedamos parte a los que vienen de fuera, sin pensar en ese cuarto mundo interno que aumenta a diario. La solidaridad es un concepto tan manido cuando tienes necesidades interiores que no hay patria que lo sostenga.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.