200 personas protestan contra de la turistificación de Palma

Los manifestantes reivindican el derecho de los residentes a vivir en sus barrios

La Asamblea ‘Ciutat per a qui l’habita, no per a qui la visita’ ha congregado esta mañana a más de 200 personas en un concentración para protestar por la “turistificación” del centro de Palma y mostrar su rechazo a la oferta ilegal de alquiler vacacional en la capital balear.

Los participantes en la protesta, que iban ataviados como turistas -maleta en mano, sombrero y gafas de sol-, han criticado la proliferación de pisos turísticos en la capital balear que está provocando el desplazamiento involuntario de los vecinos de sus barrios y han denunciado la saturación de los servicios públicos como una de las consecuencias de la masificación turística.

Una de las integrantes de la Asamblea ‘Ciutat per a qui l’habita’ María Bover ha aclarado que “no están en contra de los turistas, sino del desplazamiento de los residentes por el encarecimiento de la vivienda, que hace que los barrios acaben vacíos de palmesanos”, ha criticado.

“Queremos que el Govern sea consciente y se implique en este tema porque el espacio de las Islas es limitado”, ha reclamado.

“Yo defiendo mi salud, mi tierra y mi manera de vivir, que se ha perdido”, ha lamentado otra de las manifestantes, Magdalena Barceló. “Yo no tengo coche y tengo serios problemas para llegar al centro de Palma en transporte público, porque los autobuses están llenos de turistas”, la declarado.

“El alquiler vacacional es terrible. Cada vez somos más pobres, esto no es sostenible. Esto no es la gallina de los huevos de oro que nos hacen creer. La gallina ha dicho basta”, ha añadido.

MANIFIESTO

La concentración ha tenido lugar en la plaza de Cort y los manifestantes han discurrido posteriormente por el centro de Palma para reivindicar el derecho a disfrutar de la ciudad de sus habitantes y reclamar a los responsables políticos que pongan freno a la “catástrofe que se está dando en la ciudad”.

El manifiesto de la protesta critica la “urbanización masiva de Mallorca” y apunta a “la industria turística como la principal responsable de la destrucción de la isla y que está generando en una desigualdad social”.

El manifiesto señala que la “acción política” de la Asamblea “irá orientada a la movilización y la concienciación social” y concluye haciendo una llamada “a la auto-organización para recuperar la ciudad de las manos del colonialismo turístico y de sus agentes invasores”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.