El TSJIB da la razón a la APB y la exime de pagar 420.000 euros

Imagen de archivo

Por rechazar la construcción de un hotel en el puerto

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha desestimado el recurso interpuesto por una empresa contra la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) en el que pedía una indemnización de 420.000 euros por perjuicios económicos al no admitirse su proyecto de construcción de un hotel de cinco estrellas en el puerto de Palma.

De este modo, el TSJIB confirma que no cabe reclamación de responsabilidad patrimonial por lo ocurrido en un concurso convocado en 2014 para la explotación en régimen de concesión de un edificio para locales comerciales en el Contramuelle-Mollet del puerto de Palma.

Según ha informado la APB, dos empresas se presentaron al concurso, pero el Consejo de Administración de los puertos de Baleares lo declaró desierto ya que no se admitió ninguna de las dos ofertas.

HOTEL DE CINCO ESTRELLAS CON 84 PLAZAS Y 24 APARCAMIENTOS

La oferta de la empresa que recurrió la decisión consistía en la construcción de un hotel de cinco estrellas para 84 plazas hoteleras, 24 aparcamientos, piscina climatizada y otros servicios hoteleros.

En marzo de 2015, el Consejo de Administración descartó la oferta al considerar que la propuesta del hotel incumplía las bases del concurso.

A consecuencia de esta decisión, la empresa solicitó una indemnización de 420.000 euros. Fue inicialmente desestimada por la APB y ahora ha recibido la confirmación de la sentencia del TSJIB, que considera que la inadmisión se hizo correctamente.

La sentencia argumenta que la actividad hotelera está excluida en este caso en virtud del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, salvo en ocasiones excepcionales, por razones de interés general debidamente acreditadas y previo informe de Puertos del Estado y del Consejo de Ministros, condiciones que no se han cumplido.

NO HABRÁ CONCURSO

Tras la convocatoria de un segundo concurso público para la explotación de dos edificios del Contramuelle-Mollet para la gestión de locales comerciales, el Consejo de Administración de la APB acordó en febrero desistir de su tramitación de forma que no habrá concurso.

Con ello, la APB, en sintonía con el Ayuntamiento de Palma, pretende promover la reordenación de esta zona, “racionalizando sus usos y eliminando aquellas edificaciones que sean prescindibles para la actividad portuaria”.

La desestimación de este proyecto “permitirá el esponjamiento de la zona del Contramuelle-Mollet y dotar al puerto de zonas abiertas al ciudadano, acercándolo al modelo ‘Puerto-Ciudad’ perseguido por muchas ciudades de referencia”, han indicado desde la APB.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.