El borrador de Cort sobre terrazas limita notablemente la actividad del sector

El borrador de la futura normativa sobre ocupación de terrazas en la vía pública presentado por el Ayuntamiento de Palma a la Asociación de Restauración y al que ha tenido acceso Mallorca Confidencial presenta, a juicio de estos últimos, tal cúmulo de limitaciones que hacen muy difícil y complejo obtener o ampliar la licencia de ocupación, por lo que los restauradores entienden que muchos de los artículos deben ser modificados “si queremos que puedan sobrevivir algunas terrazas y, con ello, los miles de puestos de trabajo que generan”.

Realizada esta observación, la asociación ha puesto especial atención a las prescripciones técnicas contempladas en el borrador, especialmente en su artículo 17.

En este artículo se hace referencia a diversas prescripciones que Restauración considera que han de puntualizarse o, en su defecto, modificarse. En concreto, se contempla la prohibición de colocar sillas y mesas en la acera de enfrente, más allá del eje de la calle, medida que puede ser aceptada por Restauración aunque rechaza de plano que se necesite la conformidad de la comunidad de propietarios a la hora de ampliar la terraza.

Una de las limitaciones que más ampollas ha levantado entre los restauradores es la propuesta de Cort de ampliar de 2 a 3 metros el espacio que debe quedar libre en la acera para el tránsito de viandantes. En este punto, Restauración entiende que “con esta ampliación de un metro, pensamos que no son son conscientes de la cantidad de bares que dejarán de disponer de terrazas y, en consecuencia, tendrán que cerrar”, instando al Ayuntamiento de Palma a que realice un estudio sobre el número de restaurantes y bares que se verían afectados por esta medida.

También se rechazan aquellos artículos que hacen referencia a la ampliación de la distancia comprendida entre 2 y 2,5 metros a la nueva distancia mínima de 3 a 5 metros desde la prolongación de los pasos de cebra y la ampliación de la distancia de 2 metros desde las paradas de autobús, taxis, estacionamientos para personas discapacitadas y zonas de carga y descarga.

Restauración cataloga como “inadmisible”, que se les imponga la actual ampliaciónde 50 centimetros a 2 metros de los carriles bici ya que, señalan “esta distancia es totalmente excesiva e implicaría la retirada automática de centenares de establecimientos”. A ello hay que sumar que el borrador contempla la imposición de una distancia de 2 metros en las calles calificadas como vías principales o preferentes ya que deja en el aire cuáles han de definirse como vías principales.

Estas limitaciones a la colocación de terrazas también tienen otros componentes restrictivos como exhibir publicidad de bebidas alcohólicas. En este punto, los restauradores subrayan que esta prohibición afectaría determinantemente a su negocios “pues los proveedores de bebidas alcohólicas facilitan productos para hacer publicidad y financian al establecimiento”.

Restauración está convencido de que estas medidas limitarán notablemente la actividad del sector, generando el cierre de muchos locales y la pérdida de miles de puestos de trabajo por lo que solicita que, antes de que se de el visto bueno a esta nueva ordenanza, la misma “se hiciera de forma consensuada entre todos los partidos políticos y sectores afectados”, puesto que, según la asociación “el consenso es esencial para conceder estabilidad y seguridad al pequeño empresario que invierte en su negocio”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.