Las actuaciones sociales de Cort fracasan entre los vendedores ambulantes

Acrhivo

Durante el pleno municipal del presente mes de mayo, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Palma apostó fuerte por los cursos de formación e inserción para acabar con la venta ambulante ilegal. Esta propuesta, visto los resultados, no ha tenido tanta aceptación entre los interesados, especialmente entre el colectivo de ciudadanos senegaleses, pues la experiencia piloto llevada a cabo en la Playa de Palma este año ha dejado bastante que desear.

El denominado “Proyecte d’Intervenció Integral en la Venta Ambulant de la Platja de Palma” al que ha tenido acceso Mallorca Confidencial, se ha ejecutado a través de la Comisión Política y Técnica de la Venta Ambulante y en el mismo han participado entidades como Seveis Socials, Palma Activa, Igualtat y Cáritas. El estudio se ha dirigido fundamentalmente hacia personas que se dedican a la venta ambulante y que se encuentran en situación irregular o regular con mayores o escasos conocimientos del castellano. Por ello, una de las principales actividades ha consistido en que estas personas dispusiesen de suficientes cursos de castellano para así poder acceder al circuito social normalizado.

Las conclusiones a las que se han llegado tras esta experiencia piloto son, ciertamente desalentadoras ya que, tal y como se señala en el informe final, la mayoría de las personas que se dedican a la venta ambulante son senegaleses que se trasladan constantemente en busca de trabajo por lo que se hace muy complejo que estas personas realicen con regularidad los cursos de formación.

En este punto el informe, dentro de los “aspectos a mejorar”, relata que no se han conseguido las expectativas de aprovechar la temporada baja para generar un grupo importante de alternativas a la venta ambulante.

Esta falta de expectativas se ha producido , según el informe, por el escaso interés de los vendedores ambulantes en los cursos de formación, señalando como ejemplos que “los talleres de ciudadanía se han realizado con una participación baja de personas del colectivo”, a lo que hay que sumar que “la sesión informativa de Palma Activa se ha debido de suspender por falta de personas asistentes” y, por si fuera poco “existe “desconfianza o desconocimiento de los servicios por parte de las personas usuarias”.

El informe también subraya otras dificultades añadidas señalando en este sentido que en temporada alta “las personas están trabajando y no están disponibles para incorporarse al proyecto” y en temporada baja “muchas personas marchan de s’Arenal o no se relacionan y es difícil acceder a ellos. Entre ellas se ha marchado una de las dos personas que hacían de enlace con el colectivo”.

El resultado, evidentemente, no ha sido el esperado. No obstante, el Ayuntamiento de Palma tiene intención de potenciar y extender este proyecto a toda Palma y no solo a la Playa de Palma a través de actuaciones sociales globales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.