Piden más de 130 años para el dueño de una franquicia de bares de tapas

El Ministerio Fiscal pide penas de prisión que suman más de 130 años de cárcel y multas millonarias a cada uno de los 18 miembros de una supuesta banda de narcotraficantes que estaban liderados por L.R.U., un empresario que poseía una franquicia de bares de tapas en Palma.

El juicio tendrá lugar en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma a partir de las 09.30 horas de este lunes y se prolongará, previsiblemente, toda la semana, hasta el viernes.

Según las conclusiones de la Fiscalía, la banda se dedicaba a la venta y distribución de sustancias estupefacientes -hachís y cánnabis- en Mallorca y constituían un colectivo perfectamente organizado que al menos desde junio de 2010 hasta enero de 2011 se dedicó a esa actividad.

Para el cabecilla de la organización, L.R.U., el Ministerio Fiscal pide un total de 12 años de cárcel y una multa de un millón de euros. Para el resto, las penas van desde los nueve a siete años de cárcel con multas de un millón de euros a cada uno.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.