Durán exige la dimisión de Ferrer por la sanción de Protección de Datos

Archivo

La portavoz del Partido Popular de Palma, Marga Durán, ha exigido este lunes la dimisión del regidor de Movilidad, Joan Ferrer, tras conocerse que la Agencia de Protección de Datos ha iniciado un expediente sancionador de 24.000 euros al Ayuntamiento por la revelación de datos personales de los regidores de la oposición.

“Es inaceptable que los ciudadanos de Palma tengan que pagar de su bolsillo una multa por la persecución política de Ferrer hacia los regidores del Partido Popular. Lo que debe hacer es pagar la sanción de su bolsillo y dimitir de inmediato por haber proporcionado datos privados, además de erróneos de la oposición”.

“Nunca un regidor del PP ha hecho uso fraudulento de las tarjetas del SMAP. La realidad es que para justificar la decisión de retirar las tarjetas y hacer daño a la oposición se acusó falsamente a regidores del PP”, ha dicho Durán.

Intimidad y privacidad

La regidora ha recordado que tanto ella como el resto de concejales del grupo municipal presentaron hace un año una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos para que este organismo dirimiera si sus derechos a la intimidad y la privacidad resultaron vulnerados a consecuencia de la investigación ordenada por el concejal, Joan Ferrer, en relación a las entradas y salidas de vehículos en los parkings de la SMAP, que “además de tratarse de datos confidenciales, fueron erróneos, algo que el propio regidor tuvo que reconocer posteriormente”.

Durán ha señalado que la filtración de dichos datos privados a los medios de comunicación y al Consejo de Administración del SMAP “entró de lleno en un terreno expresamente restringido en la actual normativa sobre protección de datos, y vulneró derechos fundamentales de los concejales, algo que se reconoce con la apertura de este expediente sancionador”.

En este sentido, Durán ha avanzado que los regidores del PP estudiarán la posibilidad de emprender otras acciones legales por la vulneración de datos privados llevada a cabo por el regidor Ferrer.

“Nunca con recursos públicos”

Además, para Durán, en ningún caso se deben utilizar recursos públicos para recurrir esta sanción, “¿los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Palma deben dedicarse ahora a defender una actuación individual, precipitada, impulsiva y al margen de la ley? Definitivamente no”, ha dicho Marga Durán, por lo que ha señalado que el responsable de Movilidad “ya debería haber puesto su cargo a disposición del equipo de gobierno en lugar de intentar que seamos todos los palmesanos los que tengamos que asumir las consecuencias de sus acciones”.

Durán ha lamentado que “la soberbia de Ferrer nos haya llevado hasta aquí” y ha afirmado que “debe dimitir  por haber utilizado información de carácter personal únicamente con fines políticos. Una persona contra la que se ha abierto un expediente por filtrar datos privados no puede manejar  información de los ciudadanos de Palma”.

“Hoy Joan Ferrer ha dejado pasar una excelente oportunidad de disculparse, pero lamentablemente ha optado por adoptar una actitud prepotente y volver a arremeter contra la oposición en un vergonzoso intento de desviar la atención y no asumir responsabilidades”, ha afirmado la portavoz.

Finalmente, Marga Durán ha lamentado que “una vez más el alcalde ni está ni se le espera. Queremos saber qué tiene que decir Hila sobre el hecho de que uno de los regidores de su equipo haya vulnerado la ley de protección de datos y haya provocado que el Ayuntamiento deba hacerse cargo de una sanción por su uso fraudulento de información privada”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.