La SMAP reitera que no se ha vulnerado la protección de datos

La Sociedad Municipal de Aparcamientos y Proyectos (SMAP) retiró las tarjetas gratuitas para emplear los aparcamientos a la oposición por haber hecho un uso abusivo. Por eso, ahora estudia presentar alegaciones a la decisión de la Agencia Española de Protección de Datos de iniciar un procedimiento sancionador contra la empresa municipal.

Como ha explicado el concejal de Movilidad, Joan Ferrer, “todos los concejales del Ayuntamiento somos servidores públicos y debemos utilizar los recursos públicos desde la honestidad, sin hacer un abuso y basándonos en criterios de transparencia”.

“Se utilizaron recursos públicos a favor de intereses particulares y excesivos”, dijo Ferrer.

El concejal de Movilidad ha recordado que la decisión de la SMAP se tomó tras comprobar que las tarjetas se habían utilizado no por cuestiones que se podían relacionar con el trabajo como concejal, si no “a horas intempestivas, incluso durante días”.

“Los usos que se hacía iban más allá de la honorabilidad y de la racionalidad”, afirmó Ferrer. La decisión de retirar la tarjeta se comunicó al consejo de administración de la SMAP, donde “no se dieron datos privados, ni de matrículas, ni de ocupantes, ni se charlar de hechos fraudulentos, sólo se remarcaron los usos excesivos”, según Ferrer.

La empresa tiene un plazo de 10 días para formular alegaciones al procedimiento sancionador abierto. El expediente se inicia con una sanción de 24.000 euros.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.