¡No hay escapatoria, todos los admiten!

Es un lugar común, ya aceptado incluso por los empresarios, -según informaba ayer la prensa, como en otras ocasiones- que la llamada “sostenibilidad” de Mallorca enciende todas las alarmas, bate todos los records negativos, y deja en evidencia un modelo económico condenado al desastre social y ecológico.

Son múltiples los partidos, las asociaciones, que articulan críticas, e incluso idearios programáticos, caso del eco-soberanismo, que tienen todos mis respetos por tan loables preocupaciones. Bastantes son las asociaciones y organismos que nos aportan datos que nos obligan a pensar y reflexionar. Pongamos por caso, aquel dato que señala un incremento de más de 100.000 coches de rent a car que ademas no tributan en la isla, por ejemplo. Pero no hay que dejarse distraer, la mayoría de los datos se venden bajo apariencias relativas, que siempre asustan menos, cuando nos dicen 10 millones de turistas, no incluyen los turistas nacionales; o cuando nos dicen que en el 2024 iremos todos en coches eléctricos, olvidan decirnos los km de asfalto que quedan justificados.

Hace unos días los compañeros de Terra Ferida advertían de que todos los partidos del Consell Insular (Pp, Psoe, Més, Pi, C´s) excepto Podemos aprobaban un nuevo enlace con dos grandes rotondas para unir la autopista Palma-Sa Pablo y Lloseta, y costará solamente 12 millones de euros. La verdad, no se cómo ni por qué emigran nuestros científicos. Con tales indicadores debemos de tener un estado de salud y bienestar económico de utopía capitalista. Se dirá lo que se quiera decir, pero no vemos ni una pista, ni un indice que oriente hacia una política de movilidad sostenible, la cual evidentemente, solo podría existir siendo pública y de calidad. Pero claro entonces no batiríamos records en la compra de combustibles. Pero que esperamos, somos hijos del
capitalismo postfordista ¡sí Ford, el de los coches! El automóvil ese gran sol del Capital sobre el que gravita gran parte del modelo económico, no dejaría de colonizar una paradisíaca isla del mediterráneo, y no hay identidad cultural posible que acabe con tal forma de dominio económico.

La transformación de este modelo económico, no hay que ser un gran analista, es más que necesario. Ello implica un compromiso, una voluntad colectiva, la cual pasa por una ruptura inevitable con el modelo capitalista. Esquerra Unida es un movimiento político y social que propone la alternativa al actual estado de las cosas. Ya está bien de excusar y enmendar a un sistema voraz y criminal que no conoce mesura alguna. Aboguemos por un modelo socialista y ecologista, que permita un desarrollo razonable y armónico. No se enroquen en excusas peregrinas, en Venezuela, o en la falta de imaginación. Voy a ser irónico, fatalista y apocalíptico, pero creo que no es para menos, el asunto empieza a superar a la propia lucha de clases, ya que parece difícil que ricos, o pobres del futuro, hereden una isla habitable, sostenible, y prospera. Sí este verano se ven inmersos en algún terrible atasco, cuando escapen del mismo y lleguen a casa, busque en google
“Contra el automóvil. Sobre la libertad de circular” de Agustín García Calvo, será un gran desahogo, y servirá para su definitiva concienciación sobre lo absurdo del actual modelo movilidad.

Eduardo Sánchez Secretario de Organización de EUIB Doctorado por la Universidad de Sevilla

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.