Compatibilidad entre los deportes de montaña y la sostenibilidad ambiental

El Govern ha fijado unos criterios técnicos consensuados y generalizados para facilitar la organización de carreras de montaña con el objetivo de agilizar la tramitación de estas pruebas deportivas dentro de espacios Red Natura 2000 y hacerlas compatibles con la conservación.

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha expresado que con el asesoramiento de la Conselleria de Cultura, Participación y Deporte se han enfrentado al reto de “hacer compatibles la competitividad de las pruebas con la sostenibilidad ambiental”.

El director general de Deportes y Juventud, Carles Gonyalons, ha explicado que “la colaboración entre las direcciones generales de Espacios Naturales y Biodiversidad y Deportes y Juventud, junto con la Fundación para el Deporte Balear, ha dado como fruto estos criterios”.

Por su lado, el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Miquel Mir, ha recordado que “tanto la normativa ambiental propia como la europea determinan la responsabilidad del Govern, de los promotores y de los organizadores sobre la protección del medio natural”.

Por eso, ha dicho, “todas las carreras que transcurran por espacios naturales protegidos tienen que disponer del visto bueno de la Dirección General de Espacios Naturales y Biodiversidad”.

Según la normativa ambiental, este departamento sólo puede emitir un informe favorable cuando tenga la certeza de que no se produce un impacto negativo sobre el medio.

En caso de duda, la actividad se tiene que sujetar a una evaluación de impacto ambiental, un paso que la Dirección General de Espacios Naturales y Biodiversidad intenta evitar para facilitar la tramitación de las competiciones.

Para elaborar los criterios se ha tomado como base la Guía de buenas prácticas para el desarrollo de carreras por montaña en espacios protegidos, de Europarc España, que ha sido consensuada con la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme).

Así, Mir ha concretado que la nueva norma autonómica establece que “las pruebas deportivas en espacios de relevancia ambiental se tienen que hacer preferentemente fuera de la época de nidificación de aves”, también “recomienda evitar las pruebas en horario nocturno, y fija que las de bicicletas todoterreno (BTT) que tengan una parte en horario nocturno se tienen que hacer por caminos consolidados para el paso de vehículos”.

Los criterios también fijan que los puntos de salida y llegada de las pruebas, como también los puestos de avituallamiento, de control y de acumulación de público, se tienen que ubicar fuera de los espacios de la Red Natura 2000, siempre que sea posible, y que la organización tiene que incluir un plan de limpieza y minimización de residuos.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.