Maheta Molango no va a dimitir, pero no aclara sus proyectos en el Mallorca

El consejero delegado del RCD Mallorca, Maheta Molango, ha dado finalmente la cara ante los medios, tras el estrepitoso descenso del equipo hasta Segunda B.

Durante su comparecencia ha insistido en seguir adelante, en la lucha y en que el equipo “no está en peligro”.

Así, pagarán los nueve millones de euros de deuda pendiente y pide a la afición que les perdone, aunque entiende el enfado, pero alega la necesidad del equipo de sentirse arropado.

A la hora de depurar responsabilidades, no se ha quedado corto: “Tengo que asumirlo, yo, el primero. Es mi responsabilidad y lo siento mucho, pero no tiro la toalla”

El presidente Monti Galmés continuará en el cargo, mientras que Javier Recio, el director deportivo, se lo está pensando, aunque “nadie le ha abierto la puerta”.

“La oportunidad de renacer”

Durante su larga perorata, Molango ha asegurado que el club tiene ahora “una nueva oportunidad para renacer, y sólo vamos a hablar de ganar partidos, de pelear y ganar partidos”.

Consciente de la dureza y el sufrimiento que les espera, ha callado los cambios que se están gestando para la próxima temporada, aunque se ha reafirmado en que buscarán jugadores “comprometidos con el proyecto. Todo lo que podía salir mal ha salido mal, pero no ha sido una cuestión de suerte”, aseguraba, sin cargar contra los jugadores en ningún momento.

El mallorqueta pierde seis millones de euros solamente en derechos de retransmisiones televisivas, así que tendrán que “optimizar” la plantilla y apostar por la cantera.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.