Desestimada la petición de apertura de BCM

Los problemas no paran de aparecer en el Grupo Cursach. En esta ocasión, el Juzgado contencioso administrativo número 1 de Palma ha desestimado la petición de apertura de la discoteca BCM en Magaluf.

Con esta denegación, la jueza Núria Ramos, obliga a mantener clausurada la discoteca que ya lleva cerrada desde principios del mes de abril ya que “entra en juego la vida o salud de las personas que puedan ir a la discoteca”. Además, en la resolución judicial consta que los perjuicios que puedan derivarse a la compañía, al ser económicos, son “fácilmente reparables”.

Por su parte, desde Grupo Cursach, se preguntan si “también son fácilmente reparables” los más de 100 puestos de trabajo afectados por esta decisión, así como el perjuicio económico que sufrirá la oferta complementaria de la zona como taxis, comercios, bares y restaurantes”.

“Todo esto”, han comentado desde la empresa, “sin entrar a valorar los efectos a corto y medio plazo de la ausencia de actividad de una de las marcas de la isla más reconocibles a nivel internacional”.

Cabe destacar que contra la resolución del Juzgado se puede interponer recurso de apelación en el plazo de quince días.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.