“Parece un error: el Ministerio habla de autonomía y la ley será estatal”

Archivo

El Govern, a través de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, se ha mostrado “sorprendido” de que el Gobierno envíe observaciones de una iniciativa legislativa del Parlament sobre prospecciones petrolíferas que debe debatirse ante las Cortes Generales.

En este sentido, han manifestado en un comunicado que es el Congreso de Diputados el órgano legislativo español y el que, por ende, se tendrá que pronunciar sobre la toma en consideración y sobre su futura posible aprobación.

“Parece, por lo tanto, que se trata de un error: el Ministerio piensa en una aplicación autonómica, cuando la ley, si es aprobada, será una normativa estatal”, han expuesto.

Igualmente, el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha pedido al Congreso que se mantenga “la unidad contra las prospecciones que se ha demostrado en el Parlament”.

Fuerte dependencia del petróleo

Desde la Conselleria han informado que en el escrito se cuestiona el contenido de la PNL y considera que se tienen que evitar las prohibiciones genéricas, que califica de innecesarias, a la vez que defiende que la “riqueza nacional” no puede estar supeditada a la protección del medioambiente.

El Ministerio asegura que los proyectos de prospecciones de hidrocarburos “tienen un carácter muy puntual y esporádico”, y que para tramitarlos es suficiente una evaluación de impacto ambiental, sin tener en cuenta, por lo tanto, el efecto acumulativo de estas iniciativas, tal como pide el Govern.

En las observaciones el Estado asegura que tiene una fuerte dependencia del gas y el petróleo, superior al 95,5 por ciento, cuyo abastecimiento, en gran medida, depende de importaciones de “países políticamente poco estables”.

Por eso, considera que “en un país relativamente inexplorado en el ámbito de los hidrocarburos” es razonable permitir que se evalúe el potencial del subsuelo. En este marco, afirma que la actividad de exploración e investigación de hidrocarburos tiene un “innegable interés estratégico” como forma de contribuir a asegurar el abastecimiento energético, pero también para crear nuevas oportunidades de crecimiento económico.

Además, se afirma que “no existe ninguna incompatibilidad entre estas actividades y la calidad y la diversidad medioambiental, el turismo y la pesca”, y pone a Italia como “ejemplo de convivencia”.

Incompatibilidad con el ZEPIM

La asamblea del Convenio de Barcelona sobre el Mediterráneo tendrá lugar a principios del mes de diciembre en Alejandría, momento en qué, previsiblemente, se hará efectiva la declaración de Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (Zepim) del corredor de cetáceos que atraviesa las costas de Baleares, Cataluña y País Valenciano, declaración que tramita el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Precisamente por eso, mientras se tramita la declaración, el Ministerio de Industria y Energía ha paralizado los expedientes de concesión de nuevos permisos de investigación de hidrocarburos en la zona.

La preocupación del Govern se centra ahora en el hecho de que el Estado pueda estar valorando la compatibilidad de las prospecciones con la protección del corredor, hecho totalmente incompatible, según la Conselleria.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.