Suministraron pirazolonas a un alérgico después de operarle

La familia de V.A.F., quien falleció en el Hospital Universitario de Son Espases en agosto de 2016, después de someterse a una intervención quirúrgica en la que “no había riesgo de muerte”, ha pedido este jueves que se asuman responsabilidades y plantean llevar a cabo una demanda civil ante un posible caso de “negligencia médica”.

En declaraciones a Europa Press, miembros de la familia del fallecido han explicado que estudian realizar estas nuevas acciones legales después de que el Juzgado número 10 de instrucción de Palma “no atribuya responsabilidad penal” y haya archivado la causa.

Según han señalado, el paciente era alérgico a las pirazolonas (Nolotil) y a pesar de que se les comunicó “hasta en dos ocasiones”, se le acabó suministrando tras la operación, una vez ya en la habitación.

De esta manera, indican que aunque “los médicos hablan de una insuficiencia circulatoria y respiratoria”, tanto el equipo forense del juzgado que practicó la autopsia, como el Instituto de Toxicología de Barcelona consideran que la causa del fallecimiento “posiblemente sea a causa de un shock anafiláctico derivado de una reacción alérgica”.

Por otro lado, los familiares aseguran que desde el hospital se ha negado que haya “cualquier tipo de informe” acerca de la alergia y que aunque esta información estuviera desde 2009 en el Centro de Salud de Son Rutllan, desde Son Espases se les indicó que “estos datos no se cruzan informáticamente entre centros de salud y hospitales”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.